No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

_deporte Además de su solidez defensiva, Xolos ha logrado el engranaje ofensivo en la etapa crucial para luchar por el título del clausura

Encuentran equilibrio en el mejor momento

Avatar del

Por Heriberto Muñoz

Encuentran equilibrio en el mejor momento

Encuentran equilibrio en el mejor momento

Defender bien más atacar bien es igual a equilibrio. Xolos logró la sintonía en su juego en el momento perfecto del Clausura 2018 y ahora se encuentra a 90 minutos de disputar su segunda final en el máximo circuito.

Al equipo que dirige Diego Cocca se le caracterizó desde las primeras fechas por su trabajo defensivo, pero a la delantera no encontraba conexiones.

Incluso, llegó a ser la mejor defensiva y la peor ofensiva. Al final del rol regular, entró como la delantera menos efectiva a la “fiesta grande” (marcó un solo gol de visita) y como el mejor aparato defensivo.

Al igual que sufrió de lesiones, bajas de juego y un calendario apretado con Liga y Concachampions.

El estratega argentino fue moviendo sus piezas hasta que dio con la tecla correcta para la recta final. “Teníamos otro estilo de juego que no nos beneficiaba porque la mayoría de los que jugamos arriba somos todos para jugar por abajo y cuando el equipo juega bien por abajo, se hace la diferencia, cuando hacemos pelotazos no nos queda porque no es nuestro estilo”, dijo Juan Martín Lucero, autor de tres de los cinco goles que ha marcado el Club Tijuana en la liguilla.

Fue a partir de la fecha 14 que Cocca priorizó que Gustavo Bou, Juan Lucero, Miller Bolaños y Luis Ángel “Quick” Mendoza se coordinaran en el frente de ataque. “Los técnicos saben de los momentos, él también se dio cuenta de que estábamos siendo un equipo muy bien ordenado, se dio cuenta de que en la parte de arriba nos faltaba agarrar más juego, tener más llegadas y poder convertir, fueron cosas que fuimos mejorando e incorporando”, describió Gustavo Bou, responsable de dos asistencias en fase final.

“Nos faltaba eso para ser un equipo más completo, seguimos siendo el mismo equipo de tratar de mantener el cero abajo pero le estamos agregando esa confianza de mitad de cancha para adelante que es lo que te hace ganar los partidos, tanto defender bien como atacar bien”, agregó “La Pantera”.

HORAS EXTRAS


Lucero reveló que los delanteros y volantes ofensivos entrenan definiciones y movimientos con el auxiliar técnico Mauro Gerk desde media hora o 45 minutos antes del entrenamiento grupal. “Tiene un papel muy importante para nosotros”, indicó el argentino.

Uno de los puntos más altos de ese trabajo se reflejó en la ida de la semifinal ante Toluca en una jugada colectiva que terminó en el primer gol del “Gato”.

“Es lo es lo que tratamos de entrenar y por ahí nos llega la pelota por abajo, pueden pasar muchas cosas; por ahí es una pared entre el ‘Quick’ y Miller pero es la idea de intentar jugar por abajo, rápido en ataque y creo que queda demostrado”, concluyó.
En esta nota
  • Deportes

Comentarios