Deporte Pocos creían que Óscar Cota podía llegar tan lejos en las artes marciales mixtas y hoy se ubica entre los mejores

Cota hace posible lo imposible

Avatar del

Por Guillermo Valero

Cota hace posible lo imposible

Cota hace posible lo imposible

Su mirada luce fija, su voz denota seguridad y su pensamiento parece concentrado en lo que su boca habla.

Esa seguridad en sí mismo tiene hoy al cachanilla Óscar Cota, colocado como uno de los mejores peleadores de Artes Marciales Mixtas del Mundo.

Perteneciente a la división de la división de Peso Completo, Cota sabe bien en donde está parada justo en este momento, sabe además a donde quiere llegar y lo más importante no se olvida de donde surgió, púes su pasado es su motor principal, asegura él mismo.

En entrevista exclusiva para PERIÓDICO LA CRÓNICA, el gladiador mexicalense opinó sobre sus planes a futuro y sobre su sentir luego de haber cautivado el “viejo continente” con su par de victorias en Francia.

SUS INICIOS

Óscar Cota siempre supo que convertir esta pasión en su profesión era lo que quería hacer, por ende, el aprendizaje es una de las máximas que ha tratado de mantener siempre durante su carrera.

“Cuando inicié no sabía mucho de técnicas, conforme me fui adentrando en este deporte, fui comprendiendo la dificultad del mismo, es un deporte por demás completo, entonces decidí capacitarme lo mejor posible”, comparte.

“En mis inicios me dediqué a viajar, a entrenar con peleadores de prestigio, a inscribirme en clínicas de artes marciales, participar en torneos, siempre me he preocupado por estar aprendiendo”, extiende.

Asimismo el peleador de 32 años de edad, recuerda que incluso en su natal Mexicali, había quién desconfiaba de él o que simplemente miraba con ojos de mofa lo que Cota prometía repetidamente.

“Hay personas que se burlaban cuando yo decía que iba a ser campeón, tal vez porque lo decía con tanta seguridad, pensaban que era fanfarrón, pero la verdad yo siempre he tenido confianza en mí y en mis capacidades”, comenta.

UN PRESENTE DE ENSUEÑO

Con el paso de los años, el nombre de Óscar Cota fue cotizándose cada vez más, tanto a nivel local, como a nivel nacional.

Diversos campamentos, torneos de jujitsu ganados y algunas victorias dentro de la jaula colocaron rápidamente al guerrero de la península bajacaliforniana en la mira de algunos promotores, inclusive europeos.

Tras tocar varias puertas, finalmente un promotor español, miró en el mexicalense una oportunidad de generar taquilla y le ofreció su primera “prueba de fuego”.

El temido anfitrión Sofiane Boukichou fue el rival en turno y luego de dominarlo durante la mayor parte del combate a ras de lona, el mexicano sorprendió a propios y extraños, llevándose la victoria, además de una copa en disputa.

Pasaron algunos meses y los servicios de Cota volvieron a ser requeridos en la “ciudad del amor”.

El 15 de octubre del 2017 será una fecha que Óscar Cota no olvidará jamás, no solo por celebrar su cumpleaños, combatiendo, sino por la manera en como sucedió el combate mismo.

Una lesión en su rodilla sufrida días previos, atentó hasta minutos antes de la pelea con su participación, palabras de su novia y entrenador lo motivaron a afrontar el reto.

“Recuerdo que mi rodilla estaba muy frágil, estuve a punto de cancelar mi participación, sin embargo, yo sabía que era una gran oportunidad, mi novia me apoyó, me dijo que confiaba en mí y mi entrenador me aseguró que no había forma de que yo perdiera esa noche, ellos me motivaron a pelear”, confiesa.

El final bien puede parecer digno de un guión hollywoodense, Óscar Cota se llevó el triunfo por decisión unánime sobre Heddy Missouri, se adjudicó el campeonato mundial de la liga GFA de Europa y además, justo al terminar el combate le propuso matrimonio a su novia, para cerrar con broche de oro un cumpleaños, sin igual.

EL FUTURO ES HOY

Hace unos días se publicaron las clasificaciones de los rankings internacionales y la grata sorpresa fue que México tiene hoy en Óscar Cota a uno de sus mejores representantes, púes aparece posicionado como el #1 de México, el #1 de Latinoamérica, el #2 de Francia y el #6 de Europa.

Con este “curriculum”, Óscar Cota sabe que su meta de llegar al mercado de los Estados Unidos, en específico a la UFC está más cerca que nunca.

Esta pudiera parecer para muchos una idea descabellada, no obstante, basta recordar que toda idea del gladiador mexicano ha parecido descabellada en un principio y como él mismo lo califica, Cota ya no es más el tipo “que habla mucho, sino el que cumple lo que promete”.

Comentarios