No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

“Soy heterosexual y casado”, hombre va con falda y tacones a todos lados

El hombre tuvo el deseo reprimido desde que, en la universidad, una antigua novia le pidió que se pusiera tacones antes de bailar con ella.

Avatar del

Por El Imparcial

“Soy heterosexual y casado”, hombre va con falda y tacones a todos lados

“Soy heterosexual y casado”, hombre va con falda y tacones a todos lados

Un hombre de 61 años, casado y padre de tres hijos, comenzó a usar ropa de mujer hace cuatro años y desde entonces no dejó de hacerlo. Según afirmó en diálogo con medios locales, está decidido a desafiar los estereotipos de género cuando se trata de moda.

Mark Bryan, un estadounidense que vive en Alemania, usa con orgullo faldas ajustadas y tacones altos para trabajar, cuando hace las compras e, incluso, en su propia casa.

El gerente de ingeniería robótica de 61 años comenzó a usar tacones cuando estaba en la universidad, cuando su entonces novia se lo pidió antes de bailar con ella. Ese episodio le despertó un deseo que ocultó hasta ya ser un hombre adulto, indica Radio Mitre.

En la biografía de sus redes sociales, Mark se describe a sí mismo como un “hombre heterosexual, felizmente casado, que ama los Porsche, las mujeres hermosas y la incorporación de tacones y faldas en mi vestuario diario”.

Varias personas han cuestionado la sexualidad de Mark desde que comenzó a usar faldas abiertamente, algo que le molesta. “La mayoría de las veces, les digo que no es asunto de ellos. Otras veces, solo digo que soy heterosexual”, comenzó explicando.

“Pero hay ocasiones en las que me enojo con algunos cuando me preguntan. Respondo con algo como ‘¿por qué el uso de una falda te haría pensar en mis preferencias sexuales?’ o ‘¿me harías la misma pregunta si estuviera usando pantalones?'”, continuó.

Su familia lo apoya

Mark ha estado casado tres veces pero con su esposa actual durante 11 años, y dice que su pareja e hijos lo apoyan en sus decisiones. “Les acabo de decir que a su papá le gustaba usar faldas y tacones y que no se preocuparan de que yo sea gay o que tenga cualquier otra inclinación sexual”, les afirmó.

Desde entonces, ha estado mezclando y combinando estilos antes de sentirse lo suficientemente valiente como para ir a trabajar con su atuendo favorito, comenzando con tacones y pantalones antes de ir a tiempo completo con una falda.

Admitió que la primera vez que fue a trabajar con falda se sintió nervioso, antes de darse cuenta de que “a la gran mayoría de las personas no les importa realmente lo que se ponga”.

En esta nota

Comentarios