No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

Lobo, el felino que no parece un gato

Este felino de raza Lykoi desarrolla una rara mutación natural a la que debe su inquietante aspecto, un tanto diabólico a simple vista. Su dueña lo describe como una mezcla de mono y de perro.

Avatar del

Por El Imparcial

Lobo, el felino que no parece un gato(Instagram)

Lobo, el felino que no parece un gato | Instagram

Calificativos como 'lindo' o 'adorable' no encajan bien en la descripción de este gato de raza Lykoi llamado Lobo, cuyo perturbador aspecto hace justicia a su nombre. 

El pelaje de esta raza, registrada oficialmente en 2012, no llega a desarrollarse en su plenitud, como en la mayoría de felinos, escaseando en ciertas partes del cuerpo, lo que le confiere un aspecto amenazador por mutación natural.

La dueña de este gato de dos años oriundo de Sudáfrica, Talana Potgieter, organizó una sesión de fotos para mostrarle a todo el mundo que su querida mascota tiene una personalidad única, más allá de su aspecto licantrópico, indica RT.

"Su personalidad es la de un gato mezclado con un mono y con un perro", explicó Talana, citada por el portal Metro. Además de Lobo, tiene también un gato esfinge que se llama Dobby y que, a diferencia de su nuevo hermano, carece por completo de pelo.

En esta nota

Comentarios