No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

La anomalía que padecía Albert Einstein en el cabello

Lo que más caracterizaba a este filosofo luego de su inteligencia era su cabello alborotado.

Avatar del

Por El Imparcial

La anomalía que padecía Albert Einstein en el cabello(Cortesía)

La anomalía que padecía Albert Einstein en el cabello | Cortesía

El filosofo científico Albert Einstein tenía una enfermedad genética en su melena, pues siempre la traía alborotada y en este caso no solo él lo padecía si no más de 100 personas que han pasado por esta enfermedad. Recordemos que Einstein predijo su muerte así como otros peligros que las personas podían sufrir.

Lo que más caracterizaba a este filosofo era la inteligencia que desarrollaba con facilidad, ademas de su cabello alborotado que siempre portaba y su rebeldía que nunca podía faltar, indica Chispa TV.

Según especialistas Albert padecía de un síndrome que hacia que su cabello fuera impeinable, confirmando que esta condición afecta el tallo del pelo en el cuero cabelludo, esta afirmación la hizo el centro de información de enfermedades raras y genéticas en Estados Unidos.

Las características más comunes eran cabello seco, color café, y su crecimiento va en diferentes direcciones, haciendo imposible que se aplacara y poder peinarlo, el síndrome se empieza a manifestarse a los tres meses de nacido, solo que una observación es que no todo el cabello se ve afectado.

Por lo general, quien padece esta enfermedad tiene un crecimiento de pelo lento, desordenado, siempre con tonos claros,  como el blanco del filósofo. Para detectar este tipo de anomalía se necesita de un microscópico para analizarlo, la estructura que tiene el cabello y por qué es producido.

Conforme va pasando la edad de la persona la enfermedad va cambiando, aunque el cabello siempre se vera en descontrol, peinado pero alborotado, los cambios pueden ser permanentes ya que este tipo de pelo por lo general siempre se batallara por mantenerlo aplacado.

En esta nota

Comentarios