No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

Estudios de mercadotecnia que debes aplicar según la etapa de vida de tu negocio

Comprender la diferencia que existe entre un estudio de mercado, estudio de factibilidad, investigación de mercado y benchmarking puede ahorrar muchos problemas y dinero, explica Experta CETYS.

Avatar del

Por Redacción

Estudios de mercadotecnia que debes aplicar según la etapa de vida de tu negocio(Cortesía)

Estudios de mercadotecnia que debes aplicar según la etapa de vida de tu negocio | Cortesía

Comprender la diferencia que existe entre un estudio de mercado, estudio de factibilidad, investigación de mercado y benchmarking puede ahorrar muchos problemas y dinero, compartió la Dra. Faviola Villegas Romero, docente de la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Mexicali.

La especialista en mercadotecnia indicó que todo emprendedor y/o directivo de una empresa debe tener claro que contratar a un profesional capacitado para recabar, interpretar y transmitir la información generada por estas actividades puede evitar fracasos y guiar a la realización de negocios exitosos. 

“Es muy importante aclarar y comprender que no es un gasto, sino una inversión que pocos emprendedores y empresarios están haciendo por considerarlo oneroso, sin embargo, es más caro fracasar por no querer hacer la tarea primero”.

En este punto seguramente te preguntas, ¿qué tipo de estudio se debe pedir o cotizar a algún profesional para no fracasar? Te presentamos las diferencias entre uno y otro, y te decimos cuál solicitar según la etapa de vida de tu negocio: 

1) ¿Apenas se desea empezar un negocio? ¡Venga ese estudio de mercado!: Un estudio de mercado es un análisis exploratorio previo a la apertura de tu empresa que pretende verificar que haya suficiente demanda para tu negocio. Busca demostrar que existe un número óptimo de consumidores que necesitan tu producto, y que tienen la capacidad para adquirirlo y la voluntad de seguir haciéndolo a largo plazo. Durante su realización se utilizan técnicas como: 

  • Entrevistas 
  • Encuestas
  • Otorgamiento de muestras
  • Degustación 
  • Grupos foco
  • Análisis de datos obtenidos por big data

“Si al mercado le gustó el producto y está dispuesto a pagar por él en un largo plazo tenemos un gran porcentaje de avance, pero si al mercado no le interesó tu producto, retirarse como un campeón es lo recomendable, para enfocarse en otro negocio”.

2) ¿Al consumidor sí le gustó tu producto o servicio? ¡Sigue el estudio de factibilidad!: Qué agradable es saber que hay mercado, que el consumidor quedó encantado con el producto y que quiere comprarlo; sin embargo, hay que avanzar. A partir del estudio de mercado se sugiere optar por el estudio de factibilidad, el cual tiene tintes financieros y analiza: 

  • Rentabilidad
  • Escalabilidad
  • Ubicación 
  • Canal de distribución
  • Tecnología a utilizar 
  • Viabilidad técnica 
  • Inversión a realizar

Incluso se debe someter el proyecto de negocio a autoridades y, por consiguiente, investigar acerca de los permisos necesarios para funcionar. 

3) ¿Cómo seguir detectando nuevas oportunidades o resolver problemas si la empresa está en marcha? ¡La investigación de mercado es una gran aliada!: Cualquier empresa que desee implantar una estrategia de marketing debe recurrir a la investigación de mercados utilizando herramientas clásicas de investigaciones cualitativas o cuantitativas, estudios de neuromarketing o análisis de datos a través de Power BI, que ayudan a detectar tendencias o elementos que explican ciertos fenómenos de causa-efecto. La investigación de mercado se utiliza principalmente cuando la empresa ya está en marcha, para detectar oportunidades, para decidir qué sigue. Igualmente, ayuda a entender la raíz de situaciones como: 

  • Ventas bajas 
  • Desmotivación en los colaboradores 
  • La voz del cliente 
  • Falta de aceptación de una nueva línea de productos  
  • Evaluar una campaña publicitaria antes de que salga a luz

4) La empresa va mejorando, pero nueva competencia está llegando o se está poniendo muy agresiva. ¿Qué sigue? ¡Benchmarking!: Este es un proceso continuo iniciado por la empresa Xerox a finales de los años 70 en el siglo XX, que toma como referencia las mejores prácticas de las empresas líderes, se comparan con la propia empresa y se toman elementos de mejora para elevar la competitividad. Se puede realizar a través de:

  • Mystery shopper 
  • Monitoreo de redes sociales o perfiles digitales
  • Análisis de noticias de tus competidores

Todo desde el marco ético. No necesariamente se debe comparar con empresas de la misma industria; es sorprendente lo mucho que se puede aprender de giros distintos.

Cada uno de estos estudios te ayudará a ahorrar recursos, evitará fracasos innecesarios y es capaz de guiarte por el camino correcto hasta que la empresa dé lo mejor de sí misma. 

 

“Recuerda que es necesario contratar a un profesional para que haga posible obtener esta información de forma continua. El resultado será evidente en el crecimiento empresarial y se adquirirá una experiencia invaluable al conocer información crítica que no cualquier empresa se atreve a aprovechar”, concluyó la docente.

En esta nota

Comentarios