Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Metro de la CDMX

CJNG

Galilea Montijo

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Escribe carta junto con su madre, la tira al mar en una botella y la recupera años después

La misiva, descubierta por dos jóvenes en una bahía remota en Escocia este verano, se reencontró con su dueño gracias a un grupo de Facebook.

Avatar del

Por Redacción/GH

Imagen ilustrativa(Pixabay)

Imagen ilustrativa | Pixabay

Una carta escrita en 1997 por un niño de 6 años con la ayuda de su madre, que arrojaron al mar en una botella, ha regresado a su dueño después de 24 años gracias a un grupo de Facebook. El protagonista, Alex Melling, originario de la ciudad de Hindley (Reino Unido), compartió lo sucedido a principios de este mes en la Red, pero recientemente, la historia apareció en los medios locales.

La misiva fue descubierta por dos jóvenes, Freddie e Izzy Winter, en una bahía remota de Escocia en agosto pasado, mientras emprendían un viaje en un bote. "Anclamos el barco y fuimos a explorar en las cuevas. Freddie encontró la botella arrastrada y pudimos ver un mensaje en ella", relató Izzy a The Manchester Evening News.

Te puede interesar: Hallan botella 37 años después de ser lanzada en el mar desde Japón con fines científicos

El mensaje contenía una invitación a la celebración del cumpleaños de Melling, junto con la dirección donde residía con su familia. Los descubridores escribieron al lugar indicado, pero no recibieron ninguna respuesta, indica RT.

Fue el padre de los jóvenes quien quedó entusiasmado por el hallazgo y decidió ayudar a encontrar al dueño de la carta. Así, dio con un grupo en Facebook de residentes de la ciudad de Hindley y publicó una foto de la botella, precisando que estaban buscando al propietario.

Los esfuerzos dieron resultado. Melling, que ya tiene 30 años, tropezó con la publicación, mientras se desplazaba por el grupo en la red social. El joven detalló que su madre había fallecido a los 49 años de cáncer. "Ahora guardaré la botella para siempre junto con otros recuerdos. No puedo creerlo", aseguró.

En esta nota

Comentarios