No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

El plástico atrae a tortugas marinas porque huele a comida

Los investigadores dicen que esto podría ayudar a explicar por qué se enredan en el plástico con tanta frecuencia.

Avatar del

Por El Imparcial

El plástico atrae a tortugas marinas porque huele a comida(Cnet)

El plástico atrae a tortugas marinas porque huele a comida | Cnet

El plástico puede ser increíblemente peligroso para las tortugas marinas, pues las criaturas pueden confundir su olor con comida, según una investigación publicada a principios de marzo.

"Descubrimos que las tortugas bobas [también conocidas como caguamas] responden a los olores de los plásticos de la misma manera que responden a los olores alimentarios, lo que sugiere que las tortugas pueden ser atraídas a los desechos plásticos no solo por su aspecto, sino por su olor", dijo Joseph Pfaller, de la Universidad de Florida, Gainesville, en un comunicado. "Esta 'trampa olfativa' podría ayudar a explicar por qué las tortugas marinas ingieren y se enredan en el plástico con tanta frecuencia".

La bioincrustación ocurre cuando las algas, plantas, microbios y pequeños animales se acumulan en superficies húmedas, como sucede con los plásticos en el océano, indica Cnet.

Hace tiempo que se cree que las tortugas marinas confunden los plásticos con presas como las medusas, pero no se sabía mucho acerca de cómo el olor podría desempeñar un papel en atraerlas.

El estudio apareció recientemente en la revista Current Biology. Su coautor, Matt Savoca, de la Estación Marina Hopkins de la Universidad de Stanford, había demostrado que los odorantes en el aire que usan los depredadores marinos para encontrar buenos lugares para ubicar los alimentos también se liberan de los desechos plásticos acondicionados o bioincrustados. Entonces los investigadores comenzaron a investigar qué podría significar eso para las tortugas marinas.

Reunieron 15 caguamas y enviaron varios odorantes en el aire, incluyendo agua desionizada y plástico limpio (como controles), así como la comida y el plástico bioincrustados de la tortuga, a través de una tubería en un área experimental. Las tortugas marinas tuvieron una respuesta similar al plástico y su comida.

"Nos sorprendió que las tortugas respondieran a los olores de la bioincrustación con la misma intensidad que su comida", dijo Pfaller. "Esperábamos que respondieran a ambos en mayor medida que los tratamientos de control, pero las tortugas conocen el olor de su comida ya que lo han estado oliendo y comiendo en cautiverio durante cinco meses. Esperaba que sus respuestas a la comida fueran más fuertes".

Los estudios futuros podrían ayudar a los investigadores a comprender qué productos químicos emiten los plásticos para atraer a las tortugas y el papel que podrían desempeñar los odorantes a base de agua.

"El problema plástico en el océano es más complejo que las bolsas de plástico que parecen medusas o la paja errante atrapada en la nariz de una tortuga", dijo Pfaller. "Estas son piezas importantes y problemáticas para el rompecabezas, y todos los plásticos representan un peligro para las tortugas".

En esta nota

Comentarios