No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

Conoce tus responsabilidades como dueño de una mascota

Si recientemente adquiriste o adoptaste a un nuevo integrante peludo para formar parte de tu familia, debes saber que esta decisión implica ciertas responsabilidades para cubrir sus necesidades básicas de dieta, salud, físicas y emocionales, para mantenerlo saludable, seguro y feliz.

Avatar del

Por Redacción

Conoce tus responsabilidades como dueño de una mascota(Tomada de la Red)

Conoce tus responsabilidades como dueño de una mascota | Tomada de la Red

También comprende su comportamiento y el impacto ambiental en los lugares públicos como miembros de una comunidad, sobre todo en el caso de los perros.

Carlos Esquivel, Médico Veterinario Zootecnista, Director General de la Agencia de Atención Animal de la CDMX (AGATAN) y quien colabora con Ciudad para las Mascotas, iniciativa de Mars Petcare que busca promover el cuidado y bienestar de los animales de compañía, habló de estas responsabilidades. 

A continuación, enlistamos algunas:

-Darles de beber agua en las cantidades y condiciones óptimas dentro y fuera de casa.
Sus platos en casa deben de estar siempre llenos, con agua limpia y fresca,
preferentemente de filtro. Cuando salgan de paseo, lleva contigo un plato portátil y un
recipiente con agua para evitar que tomen agua estancada, aunque sí pueden hacerlo
de los bebederos especiales para mascotas.
-Ofrecerles un alimento especial para mascotas; acorde a su edad y características
físicas. Consulta con su médico veterinario la cantidad calórica o de gramaje adecuado.
El gran beneficio es que les estarás dando lo que realmente necesitan.
-Proporcionarles el cobijo necesario; para que no pasen frío o calor, o se mojen, según
cada época del año.


-Habilitarles una zona apropiada para descansar y dormir; independiente al área que
les asignes para hacer pipí o popó, si ésta es dentro de casa.
-Brindarles la higiene necesaria. Bañarlas o llevarlas a la estética especializada para que
las bañen; lavarles los dientes; y limpiar su pipí y popó en casa, o en su caso, recoger
su popó en lugares públicos -de preferencia con bolistas amigables con el medio
ambiente.
-Atender de manera apropiada su salud. Llevar correctamente su control de vacunas y
desparasitación; así como brindarles los cuidados necesarios y facilitarles la
medicación que prescriba su médico veterinario, en caso de enfermedades o
accidentes.
-Considerar la esterilización para tener un control de la natalidad adecuado y, al mismo
tiempo, prevenir problemas de salud.
-Educarlos; para facilitar su convivencia con otros animales y personas.
-Habilitarles un área apropiada para jugar, darles juguetes o mejor aún, jugar con ellas.
-Tratarlos bien en todo momento y brindarles amor, correspondiendo así el que ellos
nos dan.

En resumen, todos los cuidados y consideraciones no sólo como ser vivo, sino como un
integrante más de nuestra familia.

En esta nota

Comentarios