No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lo Curioso

¿Cómo pudo llegar un cráneo prehistórico hasta una altura inaccesible de una cueva italiana?

El resto humano, de más de tres mil años de antigüedad, fue descubierto en 2015 sobre un saliente rocoso situado a una altura de 12 metros y solo pudo ser recuperado con ayuda de espeleólogos.

Avatar del

Por El Imparcial

¿Cómo pudo llegar un cráneo prehistórico hasta una altura inaccesible de una cueva italiana?(2021 Belcastro et al. / CC BY 4.0)

¿Cómo pudo llegar un cráneo prehistórico hasta una altura inaccesible de una cueva italiana? | 2021 Belcastro et al. / CC BY 4.0

Un grupo de investigadores dirigidos por la antropóloga Maria Giovanna Belcastro, de la Universidad de Bolonia, ha publicado en la revista científica PLOS One un estudio en el que explican con detalle la hipótesis de cómo un cráneo humano del período Eneolíticotemprano pudo haber terminado en la parte superior de un pozo vertical ubicado en la cueva de yeso natural Marcel Loubens, en el norte de Italia.

El cráneo fue descubierto en 2015 y no se encontraron otros restos antropológicos o arqueológicos dentro de la cueva, lo que llamó la atención de los investigadores.

De hecho, fue bastante complicado llegar hasta él. Solo en 2017 los espeleólogos lograron atravesar un difícil pasaje denominado Meandro della cattiveria (Laberinto de la malicia) y ascender por un eje vertical hasta una altura de 12 metros, donde el cráneo descansaba sobre un saliente rocoso. 

Tras ser estudiado en un laboratorio, se determinó que, probablemente, pertenecía a una mujer joven, de entre 24 y 35 años, que vivió en algún momento del período Eneolítico, entre los años 3.630 y 3.380 a. C. Otros restos humanos del Eneolítico fueron hallados a 600 metros de la cueva en la que se encontró el cráneo. 

El equipo de Belcastro plantea la hipótesis de que el cráneo pudo haber sido separado de forma intencionada o accidental del resto del cuerpo, antes de rodar o de ser empujado por el suelo por corrientes de agua o lodo, hasta que llegó al borde de la cueva subterránea y cayó en su interior, indica RT.

Con el tiempo, infiltraciones de agua podrían haber disuelto los depósitos de yeso dentro de la cueva, haciéndola "evolucionar hacia abajo, con la formación de una especie de arroyo lateral que, a su vez, esculpió el laberinto que yace en el fondo", escriben los investigadores en su estudio.

Por otro lado, el cráneo presenta varias lesiones que podrían ser resultado de manipulaciones humanas en el momento de la muerte de la mujer, quizás como parte de algún rito funerario.

 
En esta nota
  • Hallazgo

Comentarios