Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Buffet

¿Cuál es el fascinante origen de los buffets?

En el siglo XX, el buffet encontró un terreno fértil para su desarrollo en Estados Unidos.

¿Cuál es el fascinante origen de los buffets?

El buffet, esa forma de servicio de alimentos tan apreciada por su variedad y flexibilidad, tiene una historia rica y diversa que abarca varias culturas y siglos. Este estilo de servicio ha evolucionado a lo largo del tiempo, adaptándose y expandiéndose desde sus orígenes hasta convertirse en un fenómeno global.

Uno de los orígenes más reconocidos del buffet se encuentra en Escandinavia, concretamente en Suecia, con el famoso “smörgåsbord”. Este término, que significa literalmente “mesa de sándwiches”, comenzó a utilizarse en el siglo XVI. En sus inicios, el smörgåsbord consistía en una mesa con diferentes tipos de alimentos fríos que se ofrecían a los invitados antes de la comida principal. Con el tiempo, este concepto se expandió y evolucionó, incorporando una variedad de platos fríos y calientes, hasta convertirse en una comida completa.

Influencias francesas y rusas

El concepto de buffet también tiene raíces en Francia. Durante el siglo XIX, los bufés comenzaron a ganar popularidad en los grandes eventos y banquetes de la alta sociedad francesa. La palabra “buffet” en francés se refiere tanto al mueble donde se colocan los alimentos como al estilo de servicio en sí.

Paralelamente, en Rusia, el “zakuska” ofrecía una variedad de aperitivos en un estilo de buffet similar al smörgåsbord sueco. Este estilo fue adoptado por la aristocracia rusa y se convirtió en una parte importante de su cultura culinaria, contribuyendo a la evolución del buffet tal como lo conocemos hoy.

La expansión en el siglo XX

En el siglo XX, el buffet encontró un terreno fértil para su desarrollo en Estados Unidos. Los restaurantes y hoteles, especialmente en Las Vegas, adoptaron y adaptaron este concepto, convirtiéndolo en una atracción por sí misma. Los buffets de Las Vegas se hicieron famosos por su amplia variedad de platos a un precio fijo, permitiendo a los comensales probar diferentes tipos de alimentos en una sola visita.

Un fenómeno global

Con el auge de los viajes y la globalización, el concepto de buffet se difundió por todo el mundo. Hoy en día, es común encontrar buffets en una variedad de contextos, desde hoteles y cruceros hasta eventos y celebraciones privadas. La popularidad del buffet radica en su capacidad para ofrecer una amplia selección de alimentos, permitiendo a los comensales servirse a sí mismos y elegir la cantidad y el tipo de platos que desean consumir.

Te puede interesar: ¿Por qué América se llama así? El error histórico que habría nombrado al continente

A lo largo de su evolución, el buffet ha mantenido ciertos elementos esenciales:

  • Auto-servicio: Los comensales se sirven a sí mismos de una variedad de platos dispuestos en una mesa o varias mesas.
  • Variedad: Se ofrece una amplia selección de alimentos, que pueden incluir entrantes, platos principales, acompañamientos y postres.
  • Flexibilidad: Los buffets permiten a los comensales elegir la cantidad y el tipo de alimentos que desean consumir, lo que es ideal para atender a diferentes gustos y necesidades dietéticas.


Temas relacionados