Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / dentadura

Durante el siglo XIX, las dentaduras postizas se elaboraban con dientes de los soldados fallecidos

Esta es la interesante historia de las dentaduras postizas: desde el siglo VI a la actualidad.

Durante el siglo XIX, las dentaduras postizas se elaboraban con dientes de los soldados fallecidos

MÉXICO.- A lo largo de la historia, la humanidad ha buscado soluciones para reemplazar los dientes perdidos, una práctica que se remonta a civilizaciones antiguas y que ha evolucionado hasta las modernas técnicas de implantología dental. Sin embargo, fue durante el siglo XIX cuando se produjo un cambio significativo en la fabricación de dentaduras postizas, marcando un antes y un después en la odontología protésica.

Antes del siglo XIX, las dentaduras postizas eran rudimentarias y a menudo se fabricaban con dientes extraídos de cadáveres, especialmente de soldados caídos en batalla. Estas dentaduras, conocidas como ‘dientes de Waterloo’, eran populares debido a la abundancia de dientes disponibles tras las grandes guerras de la época.

Los dientes de Waterloo.

También te puede interesar: VIDEO | Rusos impactan en internet por su curiosa manera de bailar el reguetón

La historia de las prótesis dentales.

Los primeros intentos de crear prótesis dentales datan del siglo VII, con dientes hechos de materiales humanos y animales. Los etruscos, una civilización pre-romana en Italia, fueron pioneros en el uso de dientes humanos para prótesis, ligándolos con brazaletes de oro. Esta práctica continuó con los egipcios, quienes en el siglo XVI comenzaron a engarzar dientes en alambres de oro.

Los egipcios, fijaban puentes con ligaduras de oro.

Con la introducción del azúcar en Occidente y el consiguiente aumento de la caries dental, la demanda de prótesis más duraderas creció exponencialmente. Las dentaduras de marfil, hechas de colmillos de morsa, elefante o hipopótamo, se hicieron populares por su resistencia a la descomposición. Personajes como George Washington son famosos por haber utilizado este tipo de prótesis, desmintiendo el mito de que usaba dentaduras de madera tallada.

El avance más significativo llegó con la invención de las dentaduras de porcelana en el siglo XVIII, aunque estas se astillaban fácilmente. No fue hasta 1820 que Claudius Ash solicitó dentaduras de mayor calidad, dando paso a las prótesis modernas con bases de oro y resortes.

Claudius Ash

A medida que avanzaba el siglo XIX, la tecnología y los materiales mejoraron, y las dentaduras postizas se hicieron más accesibles y cómodas para el usuario. Este progreso continuó hasta el siglo XX, cuando el acrílico y otros plásticos revolucionaron la fabricación de prótesis dentales.

Prótesis dentales actuales.

En la actualidad, los implantes dentales son la opción preferida por muchos, ofreciendo una solución permanente y estética para la pérdida de dientes. La odontología ha recorrido un largo camino desde los ‘dientes de Waterloo’ y continúa avanzando hacia un futuro donde cada sonrisa puede ser restaurada con precisión y cuidado.

También te puede interesar: Streamer de poker en línea pierde 1 millón de dólares y ruega a su audiencia para recuperarlo

Temas relacionados