Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Curiosidades

¿De dónde viene la tradición de quitarse los zapatos antes de entrar a una casa?

Japón adoptó y adaptó estas prácticas, creando el “genkan”, un área específica para dejar los zapatos.

La tradición de quitarse los zapatos al entrar en casa tiene raíces profundas y variadas. En muchos países asiáticos, musulmanes y algunas naciones europeas y americanas, esta práctica ha sido un pilar durante siglos. Margo DeMello, autora de “Feet and Footwear: A Cultural Encyclopedia”, explica que tanto los pies como la cabeza han sido partes simbólicas del cuerpo. Mientras la cabeza se asocia con el alma y la mente, los pies, que tocan el suelo, se vinculan con la impureza.

En las civilizaciones tempranas de África, Asia y Europa, quitarse los zapatos al regresar del exterior era una forma simbólica y física de eliminar impurezas. Los esclavos en algunas culturas incluso lavaban los pies de los invitados, reforzando la jerarquía social y la limpieza ritual.

China y Japón: La tradición de la limpieza

En China, la costumbre probablemente se originó hace milenios, influenciada por la arquitectura y la necesidad de mantener los interiores limpios. Las casas tradicionales chinas, con sus patios y esteras en lugar de sillas, requerían evitar introducir suciedad. Los textos antiguos como el “Liji” y el “Zhuangzi” establecían normas de comportamiento, incluyendo descalzarse antes de entrar.

Japón adoptó y adaptó estas prácticas, creando el “genkan”, un área específica para dejar los zapatos. La humedad y las calles no pavimentadas hacían esencial mantener los pisos de tatami limpios, un material difícil de limpiar pero fundamental para las actividades diarias como comer y dormir.

Religión y simbolismo

El descalzarse también tiene fuertes connotaciones religiosas. En el budismo y el hinduismo, los pies descalzos representan humildad y pureza. En el islam, es obligatorio quitarse los zapatos antes de entrar en una mezquita, extendiéndose esta práctica al hogar, considerado un espacio sacrosanto.

Te puede interesar: Conoce estas curiosidades de infuencers millonarios

¿Qué dice la ciencia?

Más allá de las tradiciones culturales y religiosas, ¿qué nos dice la ciencia sobre andar con zapatos en casa? Según el Dr. Jonathan Sexton de la Universidad de Arizona, los zapatos pueden transferir microbios a las superficies domésticas. Aunque el riesgo de infección es bajo, los estudios han encontrado patógenos en los zapatos que pueden extenderse por las casas.

El riesgo es mayor si hay bebés que gatean y podrían llevarse objetos contaminados a la boca. No obstante, en general, no interactuamos tanto con los pisos como para considerar esta práctica esencial para la salud.

Con información de la BBC News Mundo.

En esta nota