Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Netflix

¿Es real la teoría que hay detrás de la serie de Netflix “El Problema de los Tres Cuerpos” ?

A pesar de que la historia sea de ciencia ficción, va más allá, ya que integra conceptos de física y astronomía. Además, toma como base algunos elementos científicos y tecnológicos de la vida real

Recientemente, la serie de Netflix “El Problema de los Tres Cuerpos” se ha convertido en uno de los contenidos más populares de la plataforma de streaming. Cabe recordar que la serie está basada en una trilogía de libros del mismo nombre escritos por Cixin Liu.

A pesar de que la historia sea de ciencia ficción, va más allá, ya que integra conceptos de física y astronomía. Además, toma como base algunos elementos científicos y tecnológicos de la vida real, como la nanotecnología, inteligencia artificial y hasta la teoría del caos.

Por otro lado, según Vogue, la trama de la serie se sustenta en una teoría científica real que, en pocas palabras, afirma que al tener tres cuerpos celestes cerca uno del otro, se ejerce una cantidad de fuerza que hace que el sistema pierda forma y resulte en eventos catastróficos.

En la serie, la teoría del “Problema de los Tres Cuerpos” se representa a través de un videojuego desarrollado por los San-Ti. Para jugar, los participantes utilizan un casco de alta tecnología que solo se obtiene mediante invitación. Al sumergirse en diversas situaciones, los jugadores tienen la misión de descifrar los acontecimientos y rescatar a los habitantes de ese mundo, al tiempo que exploran los posibles escenarios apocalípticos derivados de la presencia de tres cuerpos celestes.

Mientras tanto, en la vida real, la teoría del “Problema de los Tres Cuerpos” también conocida como el problemas de los ‘n’ cuerpos, es uno de los más antiguos y difíciles de resolver en física y astronomía. Según Univisión, Isaac Newton, quien formuló las bases para comprender la atracción gravitatoria y el movimiento de los planetas en el universo, propuso esta teoría hace más de 300 años.

Según sus teorías de Isaac Newton, , calcular los movimientos de dos cuerpos que orbitan alrededor del mismo punto central (como dos planetas del sistema solar) es fácil, ya que ambas trayectorias son predecibles. Sin embargo, al sumar otro elemento a la ecuación, el resultado se vuelve caótico e impredecible.

Hipotéticamente sería posible, el problema de los tres (o más) cuerpos expone que entrarían en juego demasiadas variables. Para cada una de ellas, habría que hacer un cálculo. A esto, hay que añadir la complejidad del tiempo: ¿cómo afectarían esos cambios a lo largo de miles o millones de años? Los factores serían tantos que calcular cada uno de ellos se vuelve inviable.

¿Y tú, ya sabías este gran dato de esta teoría?

En esta nota