Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Animales marinos

Población de ballenas jorobadas cae un 20% debido al calentamiento global

El impacto del cambio climático en el océano no se limita solo a las ballenas, sino que afecta a toda la vida marina, incluidos frailecillos, leones marinos y focas.

Ballena jorobada

Un reciente estudio llevado a cabo por un equipo de 75 científicos ha revelado una dramática caída del 20% en la población de ballenas jorobadas en el Pacífico norte en menos de una década. Este estudio, publicado en la revista Royal Society Open Science (RSOS), ha arrojado resultados más preocupantes de lo esperado, destacando que el número de estos majestuosos cetáceos ha disminuido de 33.000 ejemplares a poco más de 26.600.

El biólogo Ted Cheeseman, especialista en ballenas de la Universidad Australiana de Southern Cross y autor principal del estudio, advierte que unas 7.000 ballenas podrían haber muerto de hambre, lo que podría indicar una crisis alimentaria dentro de la población. Además, se ha detectado una caída del 34% en el número de ballenas que hibernan en Hawai, lo que subraya la preocupante tendencia de disminución en diferentes regiones.

Aunque las ballenas jorobadas no están catalogadas como en peligro de extinción, enfrentan diversos desafíos ambientales, incluyendo la contaminación sonora y el tráfico marítimo. Sin embargo, el estudio revela que el calentamiento de las aguas también ha desempeñado un papel significativo en la disminución de su población. Entre 2014 y 2016, el Pacífico norte experimentó un aumento en la temperatura del mar, lo que afectó los ecosistemas y la cadena alimentaria de estos grandes cetáceos.

El impacto del cambio climático en el océano no se limita solo a las ballenas, sino que afecta a toda la vida marina, incluidos frailecillos, leones marinos y focas. La disminución del fitoplancton, base fundamental de la cadena alimentaria oceánica, es una de las preocupaciones principales, ya que un océano más cálido produce menos alimento.

Te puede interesar: Hallazgo de microplásticos en placentas humanas despierta preocupación

Estos hallazgos son especialmente preocupantes dado que las ballenas jorobadas, que alguna vez estuvieron al borde de la extinción debido a la pesca comercial, habían mostrado signos de recuperación después de la moratoria sobre la caza impuesta en 1982 por la Comisión Ballenera Internacional.

En esta nota