Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Gatos

Conoce la prisión donde dejan que los presos que se porten bien tengan gatitos

¿Sabías que existe una prisión en la que a sus prisioneros se les permite tener un gatito siempre y cuando su comportamiento sea bueno? A continuación, te contamos más detalles.

¿Sabías que existe una prisión en la que a sus prisioneros se les permite tener un gatito siempre y cuando su comportamiento sea bueno? A continuación, te contamos más detalles.

Según Radio Fórmula, se trata del Centro Correccional de Pendleton en Indiana, Estados Unidos, una prisión de máxima seguridad donde los internos conviven seis horas al día y siete días a la semana con más de 140 gatos que forman parte del programa FORWARD, que significa Rehabilitación de Felinos Delincuentes con Cariño, Reforma y Dedicación.

El programa FORWARD funciona de la siguiente manera: los internos con buen comportamiento reciben el beneficio de tener un gato como afecto incondicional y sin prejuicios.

Los reclusos seleccionados por su buen comportamiento deben cumplir ciertas condiciones y pasar por un proceso de selección. Se les exige mantener un comportamiento ejemplar, una higiene adecuada, buena salud mental y mostrar una actitud positiva.

Además de fomentar un buen comportamiento entre los prisioneros, el programa también los involucra en actividades remuneradas para cubrir los costos de alimentos y cuidados necesarios para los gatos.

Por otro lado, es importante mencionar que los reclusos privilegiados con tener un gato reciben capacitación por parte del refugio de animales sobre cómo cuidar a los felinos y se les brinda un seguimiento constante. Incluso aprenden a confeccionar ropa y juegos para entretener a las mascotas.

Por último, cabe destacar que los gatos otorgados son animales rescatados de la calle que han sufrido maltrato. Este programa beneficia tanto a los prisioneros como a los gatos, ya que los prisioneros preparan a estos pequeños animales para una vida futura llena de amor y cuidado cuando sean adoptados por otras personas.

Con información de Radio Fórmula y El Clarín.

En esta nota