Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso /

Así de guapo se vería Jesús de Nazaret según una IA

Un experimento con una herramienta llamada Midjourney generó una fotografía de Jesús basada en el texto, pero muy alejada de lo que dicen los expertos.

Ciudad de México.- La imagen de Jesús de Nazaret ha sido una de las más reproducidas y veneradas en la historia del arte y la religión. Sin embargo, ¿qué tan fiel es a la realidad? ¿Cómo era el aspecto físico del hombre que cambió el mundo con su mensaje?

Un nuevo experimento con inteligencia artificial nos ofrece una posible respuesta. Utilizando una herramienta llamada Midjourney, que genera fotografías a partir de texto, se ha creado una imagen de Jesús basada en lo que sabemos de su contexto histórico y cultural.

El resultado fue un hombre de rasgos europeos, ojos verdes y un gran atractivo. Algo muy similar a lo que la tradición cristiana ha representado durante siglos, así como la cultura popular en películas, series y obras relacionadas a él.

Foto: Midjourney
Foto: Midjourney
Foto: Midjourney
Foto: Midjourney

Sin embargo, esta imagen no coincide con lo que la ciencia y la historia nos dicen sobre el verdadero rostro de Jesús.

Lo que dice la ciencia

Según los expertos, el Nuevo Testamento, la sección de la Biblia que narra la vida de Jesús, no hace ninguna descripción de su aspecto físico.

Joan Taylor, autora del libro What Did Jesus Look Like? (¿Cómo se veía Jesús?) y profesora del Departamento de Teología y Estudios Religiosos del King’s College de Londres, afirma que “los evangelios no lo describen físicamente, no dicen si era alto o bajo, guapo o fuerte. Lo único que dicen es su edad aproximada, unos 30 años”

El también profesor del Instituto de Historia de la Universidad Federal de Río de Janeiro y autor del libro Jesús Histórico, comenta que “Parece indicar que los primeros seguidores de Jesús no se preocupaban por tal información, que para ellos era más importante registrar las ideas que decir cómo era físicamente”

Para acercarnos más a la verdad, hay que recurrir a otras fuentes, como la arqueología, la antropología y la genética. Así lo hizo el experto forense en reconstrucciones faciales, Richard Neave, quien utilizó sus conocimientos científicos para alcanzar una imagen cercana a la realidad.

A partir de tres cráneos del siglo I, de antiguos habitantes de la misma región donde Jesús habría vivido, Neave y su equipo recrearon, utilizando modelado 3D, un rostro típico que muy bien pudo haber sido el de Jesús.

De acuerdo a lo compartido por el medio La Tercera, el Jesús del especialista Richard Neave es muy distinto al de la inteligencia artificial: un hombre de piel morena, cabello oscuro y corto, ojos castaños y nariz ancha. Un hombre típico de Oriente Medio, que se asemeja más a los judíos de la época, que eran biológicamente similares a los judíos iraquíes de hoy en día, según la profesora Taylor.

Foto: Medio La Tercera