Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Baloncesto CA

El nuevo balón de baloncesto sin aire de Wilson que tiene un precio de $2,500 dlls y se agotará en cuestión de segundos

negro, un tono de cuero desgastado y un blanco “sin teñir”,

Solo habrá menos de 200 unidades del balón de baloncesto Wilson Airless Gen1 en todo el mundo. La primera versión comercial de este peculiar balón de Wilson, que no necesita inflarse porque ya está lleno de agujeros, tiene un precio de $2,500. Y no, no hay errores en ese precio. Este balón revolucionario estará disponible exclusivamente a partir del 16 de febrero en el sitio web de Wilson, y las expectativas son que se agote en cuestión de segundos.

El alto precio y la limitada disponibilidad se deben en gran parte a desafíos en la fabricación, según Nadine Lippa, Gerente de Innovación de Wilson. El equipo de Wilson trabajó en el prototipo de Airless durante años antes de presentarlo por primera vez en el Fin de Semana de las Estrellas de la NBA en 2023.

La versión impresa en 3D presentaba un intrincado patrón de cientos de agujeros hexagonales, sin vejiga inflada para el rebote. La forma y los materiales permiten que rebote como cualquier otro balón, pero sin necesidad de aire.

Transformar el prototipo en un producto de consumo fue un desafío para el equipo de Lippa, que debió utilizar las mismas herramientas de impresión 3D y alisado. Wilson expandió la producción del balón a una instalación externa de terceros para satisfacer la demanda.

El nuevo balón mantendrá la misma arquitectura que el prototipo, pero con algunas refinaciones para permitir una producción más extensa. Lippa explica que se han incorporado agujeros en los canales del balón, similares a la franja negra de un balón de baloncesto convencional, para liberar el polvo acumulado durante el proceso de impresión.

En cuanto a la estética, el Airless estará disponible en tres colores: negro, un tono de cuero desgastado y un blanco “sin teñir”, el color natural del polímero utilizado en la impresión. Cada balón contará con un panel de personalización que llevará el logo de Wilson y marcará la identificación única de cada unidad en esta serie limitada.

UN OBJETO COLECCIONABLE PARA AMANTES DEL BALONCESTO Y APASIONADOS POR LA TECNOLOGÍA

David Picioski, Director de Asociaciones y Colaboraciones de , destaca que la exclusividad se convirtió en una ventaja para el Airless. Aunque la cantidad actual es limitada, planean aumentar la producción en futuras generaciones a medida que la tecnología avance. Sin embargo, por ahora, el precio elevado lo convierte en un producto para un comprador muy específico.

Picioski identifica a tres grupos como el público objetivo: aficionados al baloncesto, coleccionistas y entusiastas de la tecnología. Este balón exclusivo apunta a aquellos que buscan productos de edición limitada y raros, así como a los apasionados por las últimas innovaciones tecnológicas.

El resto de nosotros deberá esperar, ya que la industria de la impresión 3D y el deporte aún enfrentan desafíos para escalar la producción de un prototipo a cientos de unidades. Aunque el balón ha sido probado en el laboratorio, su rendimiento real en un escenario deportivo aún es incierto.

En un año o más, veremos cómo se desarrolla la aceptación y el rendimiento del Airless. La expectativa es que cada rebote de este objeto extraño y contra intuitivo sea una experiencia asombrosa. Según Picioski, están ansiosos por ver cómo este balón exclusivo se integra en el mundo real y están comprometidos a hacer crecer la audiencia, generación tras generación. Esto es solo el comienzo con la primera generación del Wilson Airless Gen1.

En esta nota