Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso /

El día que el presidente Ernesto Zedillo reveló la identidad del conocido Subcomandante Marcos

El perfil de Rafael Sebastián Guillén Vicente, proveniente de una familia acomodada y con una destacada formación académica.

Subcomandante Marcos

CIUDAD DE MÉXICO.- El 9 de febrero de 1995, el presidente Ernesto Zedillo sacudió los cimientos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) al desenmascarar públicamente al Subcomandante Marcos, revelando su identidad como Rafael Sebastián Guillén Vicente. Este acto marcó un hito crucial en la historia del conflicto en Chiapas y tuvo repercusiones tanto a nivel nacional como internacional.

La revelación de la verdadera identidad de Marcos no solo implicó el desvanecimiento de la legitimidad del movimiento zapatista a los ojos del gobierno mexicano, sino que también impactó la percepción pública del EZLN.

Subcomandante Marcos

Zedillo anunció órdenes de aprehensión contra varias personas asociadas con el grupo y la incautación de arsenales clandestinos de armas en la Ciudad de México y Veracruz, desafiando la narrativa del EZLN como un movimiento puramente pacífico.

El perfil de Rafael Sebastián Guillén Vicente, proveniente de una familia acomodada y con una destacada formación académica, arroja luz sobre la complejidad del líder subyacente al pasamontañas.

Te puede interesar: ¿Qué pasó en México el 9 de febrero de 1913?

Este desenmascaramiento y las consecuentes revelaciones plantearon preguntas profundas sobre la naturaleza del EZLN, su legitimidad y sus objetivos. Aunque han pasado casi tres décadas desde aquel día, el impacto del acto de Zedillo sigue resonando en la política y la historia contemporánea de México.