Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso /

Carmen Conde, poetisa, educadora y primera mujer en ingresar a la Real Academia Española

Fue la primera mujer en ser elegida académica de número silla «K».

Considerada como una de las voces más destacadas de la Generación del 27.

ESPAÑA.- Carmen Conde Abellán, una figura trascendental en la historia literaria de España, se erige como un símbolo de valentía y talento. Nacida el 15 de agosto de 1907 en Cartagena, esta destacada poetisa y educadora marcó un hito al convertirse en la primera mujer en ser elegida como Académica de Número en la Real Academia Española.

Su elección el 9 de febrero de 1978, y posterior ingreso a esta augusta institución, el 28 de enero de 1979, representa un punto de inflexión en la tradición centenaria de la RAE, rompiendo barreras y desafiando convenciones establecidas.

El discurso magistral que pronunció en su toma de posesión, titulado “Poesía ante el tiempo y la inmortalidad”, resonó con la profundidad de su pensamiento y la excelencia de su obra.

Desde su juventud, Carmen Conde demostró un talento excepcional, publicando su primer libro de poemas, “Brocal”, en 1929. A lo largo de su carrera, cultivó una poesía exquisita y un compromiso incansable con la educación y la cultura. Su legado abarca una vasta producción literaria que aborda temas universales con una sensibilidad única.

Además de sus logros como escritora, Carmen Conde fue una defensora de la igualdad de género y una inspiración para generaciones posteriores de mujeres escritoras. Su valiente incursión en la Real Academia Española allanó el camino para que otras mujeres pudieran seguir sus pasos en el ámbito académico y cultural.

Considerada como una de las voces más destacadas de la Generación del 27, Carmen Conde trascendió las fronteras de la literatura con su prolífica obra y su incansable activismo cultural. Nacida en Cartagena, España, Conde dejó un legado imborrable en la historia de la literatura española del siglo XX.

Desde una edad temprana, Conde demostró su pasión por las letras. A escondidas, devoraba libros y dejaba surgir su creatividad en páginas que darían inicio a una carrera literaria excepcional. A la temprana edad de 15 años, publicó su primer libro, “La Lectura” (1929), marcando el comienzo de una trayectoria llena de éxitos y reconocimientos.

A lo largo de su vida, Conde produjo más de 100 obras, abarcando diversos géneros como poesía, novela, relato, literatura infantil, ensayo y biografía. Su antología “Obra poética 1929-1966″ alberga más de una veintena de poemarios, consolidándola como una de las voces poéticas más apreciadas de su tiempo.

Los temas explorados en sus escritos son igualmente variados, abordando cuestiones como el amor, el erotismo, la sensualidad, el cuerpo femenino y la experiencia espiritual. En sus obras, Conde desafió las convenciones sociales y exploró la complejidad de la condición humana con una sensibilidad única y profunda.

Sin embargo, su camino hacia el reconocimiento estuvo marcado por la adversidad. Durante la Guerra Civil y la posguerra, se vio obligada a utilizar el seudónimo de Florentina del Mar debido a la persecución política que enfrentaba. A pesar de los desafíos, su determinación y talento prevalecieron, consolidando su lugar en la historia literaria española.

Te puede interesar: ¿Quién fue Hipatia?

Entre sus obras más reconocidas se encuentran “Ansia de la gracia” y “Mujer sin Edén”, esta última un poema alegórico que rastrea las vidas de las mujeres desde el Jardín del Edén. Conde no solo fue una maestra de la palabra escrita, sino también una pionera en la promoción de la educación y la cultura. Junto a Antonio Oliver Belmás, cofundó la primera Universidad Popular de Cartagena, dejando un legado perdurable en la comunidad.