Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Curiosidades

¿Por qué se ha explorado más el espacio exterior que los océanos de la Tierra? Estas son las razones

Podría decirse que tenemos más información del espacio que de las aguas profundas de nuestro planeta.

¿Por qué se ha explorado más el espacio exterior que los océanos de la Tierra? Estas son las razones

MÉXICO.- El vasto espacio exterior ha capturado la imaginación humana durante décadas, pero ¿qué hay del océano, nuestro vecino más cercano y misterioso? Con el 71% de la superficie terrestre cubierta por agua y el 97% del agua del planeta alojada en sus profundidades, el océano es un universo por descubrir.

Desde el lanzamiento del primer satélite artificial en 1957, hemos dirigido nuestras miradas hacia las estrellas, desentrañando los secretos del cosmos a través de misiones espaciales. Sin embargo, aunque el espacio ha sido el foco de gran parte de nuestra exploración, el océano ha recibido una atención significativamente menor.

También te puede interesar: Los 5 animales más venenosos del mundo, según NatGeo

El Imparcial: imagen de artículo

Solo hemos explorado el 5% de las vastas extensiones del océano, dejando millones de especies marinas y secretos sin descubrir. ¿Por qué esta disparidad en la exploración entre el espacio y el océano? La respuesta radica en los desafíos financieros y técnicos que implica adentrarse en las profundidades marinas.

Se requiere más dinero para explorar los océanos que el espacio.

Mientras que la NASA cuenta con un presupuesto anual de aproximadamente 23 mil millones de dólares, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) opera con un presupuesto de alrededor de 6 mil millones de dólares. Además, la tecnología necesaria para la exploración oceánica es más compleja y costosa que la utilizada en el espacio.

Los vehículos submarinos deben soportar enormes presiones, oscuridad, salinidad y corrosión, además de contar con sistemas de comunicación y navegación adaptados a un entorno hostil. Por el contrario, los vehículos espaciales enfrentan desafíos más controlables, como el vacío y la radiación.

Social y políticamente, la exploración espacial es más interesante y apreciada por las potencias mundiales.

Algunos expertos sugieren que el costo de cartografiar todo el fondo oceánico sería comparable al de una misión a Marte, alrededor de 3 mil millones de dólares. Sin embargo, la falta de un compromiso político y social ha limitado el avance en la exploración oceánica, vista como menos atractiva y rentable que la exploración espacial.

También te puede interesar: Origen de la leyenda de la casa de la Tía Toña, una historia que se resiste a morir

A pesar de su importancia para la vida en la Tierra y el futuro del planeta, el océano sigue siendo el gran desconocido. Su exploración promete revelar secretos fascinantes y ofrecer oportunidades para el desarrollo científico, económico y ambiental. Es hora de mirar más allá de las estrellas y sumergirnos en las profundidades de nuestro propio mundo.

En esta nota