Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso /

Así afecta la contaminación a tu salud

El 99% de la población mundial expuesta a niveles peligrosos de contaminación atmosférica.

Contaminación atmosférica

CIUDAD DE MÉXICO.- La contaminación atmosférica, generada por la quema de combustibles fósiles, incendios forestales y la eliminación de residuos, tiene consecuencias significativas para la salud humana. Con aproximadamente el 99% de la población mundial expuesta a niveles peligrosos de contaminación atmosférica, la Organización Mundial de la Salud estima que un tercio de los ictus, cánceres de pulmón e infartos de corazón están vinculados a esta problemática.

Según un estudio publicado en The Lancet, la contaminación atmosférica se posiciona como el tercer factor de riesgo más letal, superado únicamente por la hipertensión y el consumo de tabaco. La distribución de estos riesgos varía entre países, afectando de manera desproporcionada a naciones en desarrollo con acceso limitado a la sanidad.

Los contaminantes atmosféricos incluyen gases como el dióxido de nitrógeno, ozono y dióxido de azufre, los cuales pueden provocar irritación respiratoria, inflamación y están asociados a enfermedades como el asma. Estudios muestran una clara correlación entre la concentración de dióxido de nitrógeno y el aumento de casos de asma, especialmente en niños.

Las partículas en suspensión, especialmente las pequeñas (PM2,5), representan el contaminante más perjudicial. Al penetrar profundamente en los pulmones, estas partículas se vinculan a enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón, deterioro cognitivo y demencia. Aunque el sistema respiratorio tiene mecanismos de defensa, la exposición continua a la contaminación puede superar estos sistemas de protección.

Te puede interesar: Riñones sanos y limpios con estos 8 hábitos respaldados por médicos

La contaminación atmosférica no solo afecta la calidad del aire, sino que tiene consecuencias directas en la salud de la población, generando un aumento en el riesgo de enfermedades y muertes. La conciencia y la acción son fundamentales para abordar este problema global.