No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Sugiere documento que padre de Meghan testificaría en demanda

La quebrantada relación de Thomas Markle con su hija complicó el ingreso de Meghan a la familia real.

Avatar del

Por AP

Las figuras del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan, duquesa de Sussex, son retiradas de sus posiciones originales junto a la reina Isabel II, el príncipe Felipe, el príncipe William y Kate, duquesa de Cambridge, en el museo de cera Madame Tussauds en Londres.(AP)

Las figuras del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan, duquesa de Sussex, son retiradas de sus posiciones originales junto a la reina Isabel II, el príncipe Felipe, el príncipe William y Kate, duquesa de Cambridge, en el museo de cera Madame Tussauds en Londres. | AP

LONDRES, Inglaterra

El padre de Meghan, duquesa de Sussex, podría ser llamado a declarar contra su hija en la demanda que ésta presentó contra el diario Mail on Sunday, revelan documentos de la corte.

Meghan demandó al periódico y su empresa matriz, Associated Newspapers, por publicar una carta que le escribió a su padre Thomas Markle, de quien está distanciada. La demanda civil acusa al diario de violación de derechos de autor, mal uso de información privada y violación de las leyes británicas de protección de información con la publicación de la misiva.

Los documentos presentados en la Corte Suprema muestran que el periódico planea presentar evidencia de que Thomas Markle “tenía un derecho importante de contar su versión de lo que había ocurrido entre él y su hija, incluyendo el contenido de la carta”.

Los documentos presentados por abogados del periódico argumentan que los miembros de la familia real británica "generan y dependen de publicidad sobre ellos y sus vidas para poder mantener las posiciones privilegiadas que ostentan y promocionarse a sí mismos, el cumplimiento de sus deberes y funciones, y las buenas causas que apoyan”.

“Existe un interés público enorme y legítimo en la familia real y las actividades, comportamiento y estándares de conducta de sus miembros”, agrega el documento. “Esto se extiende no sólo a su comportamiento en público, sino a sus relaciones personales y familiares porque éstas son integrales para el funcionamiento apropiado de la monarquía".

El periódico también argumenta que la publicación de la carta fue en respuesta a un artículo "unilateral" en la revista People en febrero de 2019 con entrevistas a cinco "amigos cercanos" no identificados de la duquesa que hacían referencia a la carta, lo que significa que su existencia era de dominio público. También menciona la letra “inmaculada” de la duquesa, que según los abogados del periódico demuestra que ella anticipaba “que sería divulgada y leída por terceras personas”.

La quebrantada relación de Thomas Markle con su hija complicó el ingreso de Meghan a la familia real. El padre tenía previsto llevarla hasta el altar en su boda con el príncipe Harry en mayo de 2018, pero se retractó a último momento citando problemas cardiacos. El ex director de iluminación de televisión ha dado entrevistas ocasionales a la prensa, incluyendo una en diciembre de 2018 en la que se quejó de que su hija había roto toda relación con él sin aviso después de la boda.

Los documentos salieron a la luz esta semana en medio de un torbellino mediático por la decisión de Meghan y Harry de anunciar que planean retirarse como miembros senior de la familia, alcanzar la independencia financiera y vivir entre Gran Bretaña y Norteamérica. La reina Isabel II congregó a la familia a una cumbre el lunes en su propiedad de Sandringham, en el Este de Inglaterra, y decidió que la pareja podía mudarse parcialmente a Canadá.

Meghan fue vista en Canadá por primera vez desde que comenzó la crisis cuando visitó el Downtown Eastside Women's Centre en Vancouver para discutir asuntos que afectan a las mujeres en uno de los barrios más pobres de la ciudad. El albergue publicó una foto de su visita esta semana.

La revelación de que Thomas Markle estaría preparado para declarar contra su hija plantea la posibilidad indecorosa y potencialmente explosiva de un espectáculo en la corte en el que Meghan podría ser interrogada sobre sus comunicaciones con la prensa. Otros miembros de la realeza, como el príncipe Harry, podrían ser llamados como testigos.

En esta nota
  • Realeza europea
  • Thomas Markle

Comentarios