Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Asesinato de Lourdes Maldonado

Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera

Alfredo Adame

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

¿Se puede ser más productivo sin estrés?

El estrés laboral sin duda puede impactar la productividad de una empresa.

Avatar del

Por Redacción/GH

Para aligerar la carga de estrés, es importante repartir las responsabilidades del trabajo de manera equitativa.(Cortesía)

Para aligerar la carga de estrés, es importante repartir las responsabilidades del trabajo de manera equitativa. | Cortesía

Ciudad de México.- El estrés es la respuesta del cuerpo a una presión emocional, mental o física. Esta tensión puede generar elevación de presión arterial o de la frecuencia cardiaca, sentimientos de frustración, ansiedad o depresión. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el estrés laboral afecta negativamente la salud psicológica y física de los empleados. 

Este factor sin duda puede impactar la productividad de una empresa.

75% de mexicanos padece estrés laboral

Según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75% de los trabajadores mexicanos padece de fatiga por estrés laboral. 

Este tipo de estrés deriva de la presión en el entorno de trabajo y puede provocar, además de los problemas ya mencionados, fallas cognitivas y conductuales que impactan el correcto desempeño laboral.

“El estrés laboral puede aumentar el ausentismo, la rotación del personal, prácticas  laborales poco seguras y, por lo tanto, accidentes, problemas legales, entre otras situaciones. 

Consecuencias del estrés

Otras consecuencias son el deterioro del rendimiento por parte de los empleados, así como una menor dedicación al trabajo; por el contrario, disminuir estos niveles puede ayudar a elevar la productividad”, señala Andrea Rojas, Head de Recursos Humanos en Runa.

De acuerdo con Runa, entre las ventajas de tener un ambiente laboral sin estrés, destacan:

Mayor productividad. El agotamiento físico y mental, la falta de motivación y el malestar pueden traducirse en baja de rendimiento del trabajador. Una mala organización, la existencia de condiciones laborales insatisfactorias y el exceso de presiones y exigencias pueden contribuir a que un colaborador sufra de estrés en el trabajo. 

Aumento de productividad

Por el contrario, que los colaboradores se desenvuelvan en un entorno más sano puede ayudar a que aumenten su satisfacción y, por lo tanto, su productividad.

Menos ausentismo. De acuerdo con la encuesta Estrés, sus causantes y consecuencias en la salud, realizada por la Universidad del Valle de México (UVM) en 2020, el 58% de los mexicanos admite haber tenido problemas de salud a causa del estrés. Trabajar en un ambiente laboral libre de estrés ayuda a que haya menos ausentismo y que los colaboradores tengan una mejor salud tanto física como mental.

Mayor compromiso. De acuerdo con el estudio Quédate en el trabajo, realizado por la empresa Willis Towers Watson, el 66% de las personas que gozan de buena salud y no tienen niveles altos de estrés se encuentran altamente involucrados con sus obligaciones laborales.

En contraparte, solamente el 34% de las personas con problemas de salud y estrés se comprometen con las actividades de su compañía, lo cual puede representar un bajo rendimiento.

Pandemia aumentó el estrés

En el contexto de la pandemia, muchos trabajadores han visto un incremento en sus niveles de estrés y ansiedad debido al aislamiento, problemas de comunicación y las complicaciones propias de trabajar de manera remota. De acuerdo con el reporte El futuro del trabajo en América Latina, de Runa, los factores principales que contribuyen a esta situación son el exceso de trabajo (60%), la comunicación ineficaz (47%) y la falta de claridad laboral (35%).

Recomendaciones para reducir el estrés laboral Según el informe La organización del trabajo y el estrés, de la OMS, para prevenir el estrés laboral se recomienda perfeccionar la organización y gestión de los procesos, capacitar constantemente a los trabajadores, mejorar la comunicación y dejar en claro las responsabilidades y atribuciones de cada puesto.

Para aligerar la carga de estrés, es importante repartir las responsabilidades del trabajo de manera equitativa, asegurarse de que los empleados cuenten con los conocimientos para desarrollar sus tareas, y garantizar que el equipamiento que se utiliza para trabajar sea el adecuado.

“Las empresas deben invertir recursos en el bienestar de los colaboradores y tienen que buscar maneras para ayudar a generar resiliencia. Los efectos del estrés laboral y cómo lo enfrentamos, tienen consecuencias en la productividad de la organización y también en el sistema social de la misma. Un trabajador con menos estrés siempre estará más concentrado y más satisfecho”, finaliza Rojas.

*Fuente: Runa

En esta nota

Comentarios