Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Relaciones de pareja

"Los 4 jinetes del apocalipsis en una relación": si tu relación tiene estos hábitos está destinada a fracasar, según Gottman

Estos cuatro hábitos son alarmantes en una relación, pero si la tuya tiene el último muy probablemente ya no tenga salvación.

John Gottman, un psicólogo estadounidense y escritor experto en terapias para parejas, investigó durante años a diferentes parejas y encontró algo que parece predecir el fracaso de una relación.

En sus observaciones, el psicólogo encontró cuatro aspectos o hábitos principales que suelen tener en común todas las relaciones que fracasan, a los cuales llamó "los 4 jinetes del apocalipsis", utilizándolo como una metáfora a las escrituras del Nuevo Testamento.

Según lo que menciona el autor, todos estos aspectos son alarmantes, pero asegura que si tu relación manifiesta el último de ellos es porque ya no tiene salvación.

Estos son los cuatros jinetes del apocalipsis en una relación de pareja, según Gottman:

1. La crítica.

Con esto se refiere a cuando comienzas a convertir una situación problemática en un comentario (o más) sobre los defectos de tu pareja o un juicio sobre ella.

Las quejas y las molestias sobre alguna cosa son algo normal y esperable en una relación, pero esto se vuelve problemático cuando en lugar de hablar de la situación y tus sentimientos respecto a ella, la atención de la discusión se desvía y se centra en juicios sobre tu pareja.

Esto se refiere a, por citar un ejemplo, cuando se aborda la discusión en lugar de decir "cuando haces esto me siento de tal manera porque..." dices "siempre haces esto", "eres de esta o aquella manera", etc.

Para esto, Gottman sugiere que, en lugar de juzgar a tu pareja, intentes expresar tus molestias asertivamente, pues de lo contrario, las críticas provocan que el otro se ponga a la defensiva y se terminen olvidando del problema inicial.

2. Actitud defensiva

Con esto se refiere a cuando se reacciona mal a una crítica o molestia que se recibe. Esto ocurre cuando en lugar de tomar responsabilidad sacas excusas o respondes únicamente para defenderte.

Es probable que haya una buena razón que justifique por qué hiciste o no hiciste lo que se te critica, pero al tomar una actitud defensiva, tu pareja creerá que su necesidad no está siendo escuchada.

Por supuesto, existen momentos adecuados para hablar de tu punto de vista, pero eso no siempre debe ser al momento inmediato en que tu pareja te hace una petición o un señalamiento. En cambio, es menos probable que tu punto de vista sea escuchado si de manera inicial reaccionas de esta manera.

El consejo que Gottman da en estos casos es que en lugar de ponerte a la defensiva intentes tomar responsabilidad de tu parte, incluso cuando creas que la mayor culpa no fue tuya. Esto puede ser difícil de admitir, pero es algo muy importante para una relación funcional y saludable.

3. Evasión

Esto pasa cuando, ante un problema, percibes que a tu pareja simplemente no le importa; se distrae, permanece callado la mayor parte del tiempo de la conversación, usa su celular mientras hablan y parece que no te pone atención.

Para la persona que lo hace, es muy probable que esté en un estado de defensa, por lo que se recomienda que cuando esto suceda, ambas partes se tomen un descanso para poder tratar el asunto con mayor claridad y emocionalmente más tranquilos.

4. Desprecio

Si ya de por sí es un aspecto bastante cruel en su nivel mínimo, en sus mayores niveles esto se convierte en abuso emocional, uno de los aspectos de violencia en una relación.

El desprecio se manifiesta en críticas muy cargadas en las que la persona expresa su descontento avergonzando, humillando y por lo tanto hiriendo a su pareja. "No sirves para nada", "no sabes hacer nada bien", "¿cómo no pude darme cuenta de esto cuando te conocí?", y sólo por mencionar algunos, son ejemplos muy simples de cómo suena el desprecio, dejando en claro que siempre puede llegar a ser peor.

El desprecio suele derivarse de mucho resentimiento guardado, por lo que en lugar de utilizarlo como un arma contra tu pareja, lo preferible es trabajar juntos en construir nuevas habilidades de comunicación para expresar las molestias.

¿Si tengo estos hábitos significa que mi relación está muerta?

Estos cuatro aspectos son algo en lo que, como seres humanos, todos son capaces de caer. Cuando uno de estos 4 jinetes se presentan en tu pareja, el problema no es tanto haber caído en un error, sino en cuando estas dinámicas se convierten en algo constante y cotidiano, hasta el punto de normalizarlo.

La clave es saber identificar si caes en uno de estos aspectos y hacer reparaciones rápidas, siempre dispuesto a trabajar para caer lo menos posible en estos hábitos destructivos.

Estos cuatro hábitos no predicen el futuro de tu relación al cien por ciento, así que si los tienen no significa que rotundamente tu relación vaya a fracasar. Sin embargo, son 4 señales de que definitivamente hay mucho en lo que se tiene que trabajar como pareja.

Claro está que, en caso de que los 4 jinetes de la apocalipsis se hayan convertido en la norma o en algo constante, definitivamente tu relación no es una relación de calidad y muy seguramente sí esté destinada a fracasar.

Esta información fue obtenida desde la cuenta de TikTok del usuario @faridieck, quien se dedica a subir contenido informativo y de divulgación. Para obtener una información más completa sobre "los cuatro jinetes del apocalipsis" de John Gottman, se puede consultar su libro “Siete reglas de oro para vivir en pareja”.

En esta nota