Estilos

La obra de Armando Ramírez más allá de Chin Chin el Teporocho

Su nombre se volvió tendencia y esta es su obra.

Avatar del

Por El Universal

La obra de Armando Ramírez más allá de Chin Chin el Teporocho(GH)

La obra de Armando Ramírez más allá de Chin Chin el Teporocho | GH

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras la muerte del escritor y cronista Armando Ramírez su nombre se volvió tendencia en redes sociales y varios de sus seguidores recordaron sus colaboraciones en medios de comunicación así como los libros que publicó.

Armando Ramírez nació en la Ciudad de México el 7 de abril de 1952. Originario del barrio de Tepito, fundó junto a Daniel Manrique, Julián Ceballos Casco, Virgilio Carrillo y Felipe Ehrenberg fundó el colectivo de arte contemporáneo Tepito Arte Acá. 

En la carrera del periodismo, Ramírez publicó sus trabajos en diarios como Unomásuno y en televisión en canal Once, además del Instituto Mexicano de Televisión. Recientemente trabajó en Televisa, donde participaba en el programa "Matutino Express" con un segmento titulado "¿Qué tanto es tantito?".

Entre sus novelas publicadas están "Chin, chin, el teporocho", "La crónica de los chorrocientos mil días del barrio de Tepito", "El regreso de Chin, chin el teporocho", "¡Pantaletas!" y "Déjame", ésta la última obra que vio la luz.

En "Chin, chin, el teporocho" (1972), Armando Ramírez relató las experiencias de cinco amigos que buscan escapar de su rutina mediante el alcohol y conocen a un vagabundo que tiene una filosofía fatalista.

"¡Pantaletas!" aborda la historia de Maciosare, un sufrido habitante de la Ciudad de México quien, tras comprobar la inutilidad de los títulos universitarios, se convierte en vendedor ambulante para sobrevivir a las crisis económicas del país y a las angustias del desempleo. 

"Déjame" es el último libro que publicó el escritor. Las mujeres son las que toman el protagonismo de esta obra para divulgar las tribulaciones que el álter ego del autor padece en sus relaciones de pareja dispareja a la mexicana. 


Ramírez “arma una trama sencilla, atenta a los sentimientos que emergen de una mirada, de un roce corporal, por la voz o el cuerpo que imantan al otro para que se entregue a la pasión sin red protectora”, aseguró Emiliano Pérez Cruzhace unos días durante la presentación del título en la Fábrica de Artes y Oficios (Faro) de Oriente.

Armando Ramírez fue ganador del Premio Cabeza de Palenque (1987) por su guión cinematográfico "Me llaman la Chata Aguayo" y de la medalla al Mérito Ciudadano otorgada por la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal (2011).
 

Comentarios