No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Generan quejas de lectores los libros ‘Handmaid's Tale’ y ‘Potter’

La Asociación de Bibliotecas de los EU publicó su lista anual de los libros “más objetados” por padres de familia y otros miembros de la comunidad.

Avatar del

Por AP

La lista forma parte del reporte anual sobre el estado de las bibliotecas en Estados Unidos, publicado durante la Semana Nacional de la Biblioteca, que termina el sábado.(AP)

La lista forma parte del reporte anual sobre el estado de las bibliotecas en Estados Unidos, publicado durante la Semana Nacional de la Biblioteca, que termina el sábado. | AP

NUEVA YORK, Nueva York

Historias con temática gay y transgénero, una parodia inspirada en el conejo de la familia del vicepresidente Mike Pence, así como clásicos de J.K. Rowling y Margaret Atwood son algunos de los libros que recibieron más quejas el año pasado en escuelas y bibliotecas.

El lunes la Asociación de Bibliotecas de los Estados Unidos (ALA por sus siglas en inglés) publicó su lista anual de los libros “más objetados” por padres de familia y otros miembros de la comunidad. Los primeros dos puestos eran para “George” (“George: Simplemente sé tú mismo”) de Alex Gino y “Beyond Magenta: Transgender Teens Speak Out” de Susan Kuklin, ambas mencionadas por su contenido transgénero. El tercer puesto era para el popular “Last Week Tonight With John Oliver Presents a Day in the Life of Marlon Bundo”, una parodia gay de "A Day in the Life of Marlon Bundo”, escrito por la esposa de Pence, Karen, y su hija Charlotte.

“La lista muestra una tendencia continua de ataques que hemos visto en años recientes”, dijo Deborah Caldwell Stone, quien encabeza la Oficina para la Libertad Intelectual de la asociación de bibliotecas. Agregó que las quejas venían no solo de individuos, sino de organizaciones como Florida Citizens Alliance, que publicó una lista de “Pornografía en Escuelas Públicas de Florida” que incluye “The Bluest Eye" (“Ojos Azules”) de Toni Morrison, “The Kite Runner” (“Cometas en el cielo”) de Khaled Hosseini y un libro en el nuevo sondeo de ALA, “Sex Is a Funny Word” de Cory Silverberg.

“Estamos viendo esfuerzos en todo el país”, dijo Stone.

La lista forma parte del reporte anual sobre el estado de las bibliotecas en Estados Unidos, publicado durante la Semana Nacional de la Biblioteca, que termina el sábado.

Otras obras cuestionadas incluyen los libros de “Harry Potter” de Rowling, que por años han sido criticados por grupos religiosos por temáticas como brujería, y la historia distópica de Atwood “The Handmaid's Tale” (“El cuento de la criada”), una historia sobre sobre una sociedad autoritaria, por su “vulgaridad y tonos sexuales”.

En un correo electrónico, Atwood destacó la honrosa tradición de escritores que han sido censurados.

“Si eres un escritor y le gustas a todos tú a) estás haciendo algo mal o b) no existes”, escribió la autora canadiense. “Me gusta estar en el mismo grupo que La Biblia, Shakespeare, John Bunyan, Lord Byron, Emily Bronte, Flaubert, James Joyce, Nawal el Sadawi, Angela Carter, la autora anónima de ‘Eine Frau in Berlin’ (Una mujer en Berlín”), y tantos más. Qué afortunada soy, vivo en una democracia y al menos no estoy en prisión o me están arrojando de un avión”.

También mencionados por ALA había otros libros cuestionados por su contenido LGBTQIA+: “Prince & Knight” de Daniel Haack e ilustrado por Stevie Lewis; “I Am Jazz” de Jessica Herthel y Jazz Jennings, ilustrado por Shelagh McNicholas; “Drama" de Raina Telgemeier; y un libro que ha estado en el primer lugar en años anteriores, la historia gay de pingüinos “And Tango Makes Three” (“Con Tango son tres”), escrito por Peter Parnell y Justin Richardson, ilustrado por Henry Cole.

Los libros citados en años anteriores incluyen “The Bluest Eye” de Morrison, “To Kill a Mockingbird" (“Matar un ruiseñor”) de Harper Lee y la serie “Captain Underpants” (“Capitán Calzoncillos”) de Dav Pilkey.

La Oficina para la Libertad Intelectual de la asociación de bibliotecas registró 377 quejas, comparadas con las 347 de 2018. ALA define una “objeción” como “una queja formal escrita presentada ante una biblioteca, o escuela para solicitar que los materiales sean retirados por su contenido o por no ser apropiados”. La lista está basada en reportes noticiosos y reportes de las bibliotecas, muchas quejas quedan sin ser registradas, considera la asociación.

La ALA no tiene una cifra de libros que han sido prohibidos, aunque algunos incidentes fueron notados por medios locales. A finales del año pasado, “Prince & Knight” fue retirada de la biblioteca pública del condado de Upshur en Virginia Occidental en respuesta a un ministro de iglesia que calificó el libro, el cual trata de la historia de amor entre un príncipe y un caballero, como “un intento por adoctrinar a los niños, especialmente a los varones, en el estilo de vida LGBTQA". También a finales del año pasado los libros de Potter fueron retirados de la biblioteca de la escuela católica St. Edward en Nashville.

“Esos libros presentan la magia como el bien y el mal, lo cual es falso, de hecho, es un engaño”, dijo en ese entonces el reverendo Dan Reehil, un pastor escolar. “Las maldiciones y los hechizos usados en los libros son realmente maldiciones y hechizos, que cuando son leídos por un humano se corre el riesgo de conjurar espíritus malignos en la presencia de la persona leyendo el texto”.

Como las bibliotecas están cerradas indefinidamente este año por el brote de coronavirus, Stone espera que haya menos quejas de individuos a pesar de que los esfuerzos organizados continúen.

“No creo que haya tantos incidentes de padres de familia que encuentren un libro y presenten objeciones”, dijo. “Pero no creemos que se acaben las quejas”.

En Internet

http://www.ala.org/

En esta nota
  • Literatura
  • Libros

Comentarios