No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Esta es la comunidad otomí que se enfrenta a Carolina Herrera

Las mujeres de Tenango de Doria plasman sus tradiciones y eventos a través de artesanías.

Avatar del

Por El Universal

Cerca de 400 mujeres artesanas se dedican día a día a plasmar en tela los diseños más representativos de su comunidad, su cosmogonía y respeto a la naturaleza.(Cortesía)

Cerca de 400 mujeres artesanas se dedican día a día a plasmar en tela los diseños más representativos de su comunidad, su cosmogonía y respeto a la naturaleza. | Cortesía

La comunidad de Tenango de Doria, en Hidalgo, ha atravesado por diversas situaciones de plagio contra los diseños de sus artesanos; como ocurre recientemente con la marca de Carolina Herrera en su colección Resort 2020.

Pero no ha sido la única situación por la que ha pasado esta comunidad; un hecho similar ocurrió en 2018 con la cadena Liverpool, que puso a la venta unos tenis de la marca de ropa That's It! y que tenían como estampados una serie de tenangos sin una sola referencia a la comunidad de artesanos de Hidalgo. Y una más en 2017, cuando la marca de ropa española Mango utilizó su iconografía en un suéter que se vendía en mil 599 pesos en tiendas como Palacio de Hierro.

Sin duda, se trata de uno de los diseños que han sido más veces plagiados. Pero, ¿quiénes son los artesanos detrás de estos bordados?

Cerca de 400 mujeres artesanas se dedican día a día a plasmar en tela los diseños más representativos de su comunidad, su cosmogonía y respeto a la naturaleza. Normalmente se pueden ver figuras de pájaros, caballos, conejos, flores, perros y gallinas; todo bajo una gamma de colores entre amarillo, rosa, verde, rojo o azul. Su creatividad es infinita.

Foto: Cortesía

Además de plasmar sus símbolos prehispánicos, también las artesanas reflejan parte de sus tradiciones y eventos más destacados como bodas, la cosecha, fiestas, el nacimiento y más momentos relevantes en de la vida otomí.

Estas maestras de la aguja desbordan su talento en diversas telas, mayormente en blancas, como manta, seda, lino, algodón, con el fin de generar un contraste y generar más textura. Su elaboración, al ser tan detallada, puede tardar de semanas a meses, depende del tamaño de la tela. Recientemente han llevado su trabajo a vestidos, bolsas, mochilas, cortinas e incluso otros textiles para el hogar.

A pesar de que la demanda ha crecido, muchas artesanas cuentan que su trabajo es poco valorado, pues reciben poco dinero por el tiempo dedicado a cada una de las piezas. Sin embargo, se trata de una comunidad que ha luchado por tener un reconocimiento y mayor apoyo, ya que gran parte de las artesanas son mujeres adultas que ha ido perdiendo la vista.

Se trata de un esfuerzo de toda la comunidad, quienes en su mayoría, se dedican al bordado de tenangos, su símbolo y su forma de dejar un recordatorio de su existencia, de su cultura y sus raíces.

En esta nota
  • Carolina Herrera
  • Diseños

Comentarios