No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

De mirada y pluma inmortal: Jorge Luis Borges

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo falleció la mañana del 14 de junio de 1986 a causa de un enfisema pulmonar.

Avatar del

Por El Universal

Como docente, Jorge Luis Borges era admirado por sus alumnos, quienes decían que lo leían a él.(Tomada de la red)

Como docente, Jorge Luis Borges era admirado por sus alumnos, quienes decían que lo leían a él. | Tomada de la red

El escritor Jorge Luis Borges invitaba a las personas que en vez de leer sus obras dedicaran sus horas a repasar sus miradas por obras de otros autores. Aunque esa era su deseo el devenir del tiempo ha sido distinto a lo que él deseaba pues a 33 años de su muerte, ocurrida el 14 de junio de 1986 en Ginebra, Suiza, es uno de los autores más recordados en el mundo por sus relatos.

Borges, nacido el 24 de agosto de 1899, decía que la biblioteca de su padre, el profesor argentino Jorge Guillermo Borges, era el acontecimiento capital de su vida pues siempre se ha mantenido ahí ya que conoció sus primeras lecturas, mismas que sigue releyendo.

El intelectual indicaba que su padre le había dado una de las lecciones que más lo marcaron en su momento que era que leyera todo lo que pudiera y que sólo escribiera cuando sintiera la necesidad de hacerlo, además que no se apresurara a publicar.

El autor de libros como "Ficciones" y "El Aleph", como docente, era admirado por sus alumnos, quienes decían que lo leían a él, aunque destacaba que era más importante leer a otros autores como aquellos que lo inspiraron.

De Quincey, Schopenhauer, Stevenson, Poe y Kipling son algunos de los autores que inspiraron a Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo para sus obras marcadas por los temas que le obsesionaban: la eternidad, laberintos, ruinas circulares y la muerte.

Jorge Luis Borges falleció la mañana del 14 de junio de 1986 a causa de un enfisema pulmonar unos días después que se había mudado a un nuevo apartamento en la ciudad Suiza, capital en la que había vivido en su juventud.

De acuerdo con su abogado Osvaldo Vidaurre, su último deseo fue morir y ser enterrado en Ginebra. Sus restos reposan bajo la sombra de un árbol llamado if y en su lápida está una leyenda que dice "and ne forthedon na", que en español significa "y que no temieran".

En esta nota
  • Literatura
  • Jorge Luis Borges

Comentarios