Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Fentanilo

Cuáles son los síntomas de una sobredosis de opioides

Los opioides son una clase de medicamentos que incluyen la heroína, metadona, oxicodona, hidrocodona, fentanilo, codeína y otros.

En medio de la creciente preocupación sobre la crisis de opioides que afecta a muchas comunidades, es fundamental comprender cómo reconocer una sobredosis de estos poderosos analgésicos.

Los opioides son una clase de medicamentos que incluyen la heroína, metadona, oxicodona, hidrocodona, fentanilo, codeína y otros, ampliamente utilizados para aliviar el dolor, pero también notoriamente asociados con el abuso y la adicción.

Aquí te presentamos los 15 puntos clave para reconocer una sobredosis de opioides:

Respiración lenta o detenida: Uno de los primeros signos de una sobredosis es una respiración anormalmente lenta o incluso su completa detención.

La persona no despierta o responde: La víctima puede estar inconsciente y no responder a estímulos externos.

Gritos o sacudidas inusuales: Algunas personas afectadas pueden emitir gritos o movimientos bruscos incontrolables.

Posición incómoda o antinatural: La persona puede adoptar posiciones extrañas debido a la alteración de su estado mental.

Cambios en el color de los labios y uñas: Los labios y uñas pueden volverse azules, grises o tomar un tono cenizo.

Ronquidos por goteo o sonidos de asfixia: Estos ruidos son señales de que la respiración está comprometida.

Piel pálida y húmeda: La piel puede volverse fría, pálida y sudorosa.

Pupilas contraídas o pequeñas (pupilas puntiformes): Las pupilas se encogen, lo que es un indicador claro de una posible sobredosis de opioides.

Vómitos: Algunas personas pueden experimentar náuseas y vómitos.

Pulso lento o inexistente: El ritmo cardíaco puede volverse peligrosamente lento o incluso detenerse.

Es esencial entender que una sobredosis de opioides es una emergencia médica grave.

Si sospechas que alguien está experimentando una sobredosis de opioides, busca ayuda médica de inmediato.

La administración de naloxona, un medicamento que revierte los efectos de los opioides, puede ser crucial para salvar vidas en estas situaciones.

En esta nota