No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Estilos

Cobran vida bailarinas de Degas en el Museo de Orsay

"Degas Dance" explora mediante un diálogo entre la pintura y la danza el universo del espectáculo fuera y dentro del escenario.

Avatar del

Por EFE

Vista del Museo d'Orsay junto al río Sena en París, Francia.(EFE)

Vista del Museo d'Orsay junto al río Sena en París, Francia. | EFE

París, Francia

Las bailarinas retratadas por Edgar Degas saltan del cuadro al escenario este fin de semana en el homenaje que el Museo de Orsay y la Ópera de París rinden al teatro y al baile que inspiraron al pintor francés durante toda su carrera.

"Degas Dance" explora mediante un diálogo entre la pintura y la danza el universo del espectáculo fuera y dentro del escenario, coincidiendo con el 350 aniversario de la Ópera de París y la exposición "Degas en la Ópera", en el mismo museo parisino.

Esta experiencia multidisciplinar permite admirar de cerca los movimientos de las faldas de tul, los brazos alzados y el equilibrio de las puntas de ballet, gracias a las bailarinas que danzan en diferentes partes del museo.

La directora de baile de la Ópera Nacional de París, Aurélie du Pont, y el coreógrafo de la misma, Nicolas Paul, han creado este espectáculo para que el visitante pueda sumergirse de lleno en un cuadro de Degas.

A partir de las 20:00 (hora local), las imponentes esculturas que reinan la planta principal del museo comparten la pista con las bailarinas, vestidas como el pintor francés las retrataba en el siglo XIX en barras clásicas de ballet.

En una aproximación mucho más cercana a la de los habituales ballets, las intérpretes se mezclan con el público para creaciones que alternan danza clásica y contemporánea en las barrocas salas del Orsay.

El evento también propone una experiencia sonora para acompañar la exposición dedicada al artista y que permite a los visitantes escuchar audios de bailarines de la Ópera de París que dan testimonios sobre el mundo del baile en la actualidad, lo que contraste con los cuadros pintados hace 150 años.

Los pasillos del museo lucen el vestuario de espectáculos de la ópera, que pueden ser probados por el público para sentirse bailarín a la vez que descubren de cerca la riqueza de los materiales y la dificultad de moverse con algunos de ellos.

Como si de un cuadro de Degas se tratara, la bailarina Émilie Cozette posa para estudiantes de bellas artes de la capital francesa bajo la mirada de los visitantes.

Las bailarinas del pintor son las figuras más conocidas de su obra y además de retratarlas en el escenario solía pintarlas entre bambalinas o en clases de baile compartiendo momentos de confidencias.

"Dance Degas" recupera también este espíritu dejando al descubierto los cambios de vestuario de los artistas para mostrar qué pasa entre unas escenas y otras y qué ocurre cuando el telón cae.

En esta nota
  • Edgar Degas
  • Museos

Comentarios