Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Manipulación

Los cuatro tipos de manipuladores, según la ciencia

La manipulación es una táctica sutil y poderosa usada para influir en el comportamiento, pensamientos y emociones de los demás, a menudo sin que la víctima lo note.

Los cuatro tipos de manipuladores, según la ciencia

CIUDAD DE MÉXICO.-La manipulación es una táctica sutil pero poderosa que algunas personas utilizan para influir en el comportamiento, pensamientos y emociones de los demás. Los manipuladores son expertos en persuadir y controlar a otros para beneficio propio, a menudo sin que la víctima se dé cuenta de lo que está ocurriendo. Este fenómeno psicológico puede tener graves consecuencias en las relaciones personales y profesionales, así como en la salud mental de quienes lo padecen.

Los manipuladores pueden ser difíciles de identificar porque son hábiles en ocultar sus verdaderas intenciones. Sin embargo, existen ciertas características comunes que pueden ayudar a reconocerlos. Según Marta Rodríguez Martínez, Licenciada en Psicología y Máster en Psicoterapia, estas características incluyen el uso de amenazas, la inducción de culpa y la presentación como víctimas.

1. Castigadores

La primera categoría de manipuladores son los castigadores, quienes utilizan amenazas para imponer su voluntad. Este tipo de manipulación es la más evidente y directa, con frases como “O haces esto, o...”. Sus tácticas incluyen amenazas directas, como “Si hablas de esto, te acordarás de mí...” Aunque estos manipuladores son fáciles de detectar porque juegan abiertamente con el miedo, muchos saben que amenazar abiertamente es socialmente inaceptable y recurren a amenazas indirectas.

2- Autocastigadores

Otra táctica común es la de aquellos que se autocastigan, usando la culpa y la vergüenza para controlar a sus víctimas. Hacen sentir responsables a los demás de sus propios sentimientos y acciones, con ejemplos como “Si no me compras el móvil, ya no sé si podré estudiar” o “Si me dejas, estoy seguro/a que volveré a caer en la depresión”. Esta forma de manipulación es particularmente insidiosa porque explota las emociones de culpa y responsabilidad de la víctima.

3- Víctimas

Los manipuladores que sufren se presentan como víctimas para evocar simpatía y compasión, desviando así la atención de su comportamiento manipulador. Estos individuos sufren ostensiblemente si no se cumplen sus deseos, y aunque no digan explícitamente “es por tu culpa”, lo dejan implícito. Pueden pasar horas o días sin decir una palabra, esperando que adivinemos qué les pasa. Esto aumenta nuestra ansiedad y nos asegura caer en su trampa de manipulación.

4- Prometedore y atormentadores

Finalmente, están los que prometen y atormentan. Este tipo de manipuladores son de los más sutiles, ya que parecen ofrecer apoyo, dinero, un ascenso, amistad o afecto, pero solo si nos comportamos como ellos desean. No dan nada sin esperar algo a cambio, aunque lo hacen parecer desinteresado. Pueden ser directos, con frases como “Si me apoyas frente al jefe, te podría recomendar para el ascenso”.

Impacto y Prevención de la Manipulación

Ser víctima de manipulación puede tener serias repercusiones emocionales y psicológicas. Las víctimas pueden experimentar ansiedad, depresión, baja autoestima y una sensación de desorientación. La manipulación daña la confianza en uno mismo y en los demás, dificultando las relaciones saludables y el bienestar personal.

Identificar estos patrones de manipulación en las personas que nos rodean es crucial para evitar caer en sus redes. Al reconocer estos comportamientos y entender sus tácticas, podemos desarrollar estrategias para protegernos y mantener nuestra integridad.

También podría interesarte: ¿Cómo logran los gatos manipular a las mujeres? La UNAM tiene la respuesta

Para protegerse, es importante establecer límites claros, ser conscientes de nuestras propias emociones y buscar apoyo de amigos, familiares o profesionales. Con una comprensión adecuada de estas tácticas manipuladoras, podemos tomar medidas proactivas para salvaguardar nuestra salud mental y bienestar.

Temas relacionados