Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Alimentos

Se cree que agregar limón y chile al camarón y pescado crudo tiene una acción desinfectante: ¿es real?

El resultado reveló que las muestras tratadas con limón y chile mostraron un desarrollo bacteriano significativo, con más de 10,000 colonias.

El resultado reveló que las muestras tratadas con limón y chile mostraron un desarrollo bacteriano significativo, con más de 10,000 colonias.

MEXICALI.-Un estudio realizado por un equipo interinstitucional en Mexicali ha arrojado luz sobre un mito común relacionado con la preparación de mariscos.

La creencia de que el limón y el chile pueden desinfectar camarones, pescados y almejas ha sido desafiada por evidencia científica.

Tradicionalmente, platillos como el ceviche, camarones en aguachile y almejas en su concha se han preparado bajo la premisa de que el limón y el chile tienen propiedades desinfectantes que hacen que los alimentos marinos sean seguros para el consumo humano. Sin embargo, el estudio ha demostrado lo contrario.

¿Qué dijo el estudio?

Se tomaron muestras de camarón, pescado lisa y almejas, y se procesaron de tres formas diferentes: una según las normas oficiales de higiene, otra con el método tradicional de limón y chile, y una tercera como muestra control, simplemente lavada con agua potable.

El resultado reveló que las muestras tratadas con limón y chile mostraron un desarrollo bacteriano significativo, con más de 10,000 colonias, en comparación con las muestras que siguieron las normas oficiales, donde no se encontró ningún elemento patógeno.

Estos hallazgos sugieren que los métodos populares de limpieza de mariscos no son efectivos para eliminar bacterias y garantizar la seguridad alimentaria. Por lo tanto, se recomienda una intervención educativa ambiental para informar y concientizar a la población sobre las prácticas seguras de manipulación y preparación de alimentos marinos.

Aunque el cambio de estas prácticas puede resultar desafiante debido a las costumbres arraigadas y las preocupaciones sobre el cambio en el sabor de los platillos, es fundamental priorizar la salud pública y adoptar medidas que aseguren la seguridad de los alimentos que consumimos.

En esta nota