Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / #EnTendencia

Cuida tu salud mental

Estudiar un posgrado puede desencadenar niveles altos de estrés y ansiedad.

Estudiar un posgrado puede desencadenar niveles altos de estrés y ansiedad.

Entornos de trabajo altamente competitivos y con elevados niveles de presión, falta de representación, racismo y acoso en distintas modalidades, como el escolar o bullying, son factores que repercuten en el bienestar emocional de quienes cursan un programa en ese nivel educativo.

De acuerdo con el informe “Protecting your mental health. A practical guide for postgraduate research students in STEM” de la fundación Jonathan’s Voice y la organización Charlie Waller Trust, existen diversas estrategias para prevenir el deterioro de la salud mental al cursar un posgrado.

La primera es contar con los sistemas y las redes de soporte adecuados, ya sean internos o externos a las casas de estudio. Amistades, familiares, colegas, así como sociedades de estudiantes y pasatiempos pueden contribuir en el día a día.

La segunda trata sobre equilibrar el trabajo con la vida personal a fin de avanzar con la investigación mientras se pasa tiempo con los círculos cercanos.

La tercera consiste en tomar descansos con regularidad durante la jornada laboral para impulsar tanto la eficiencia como la productividad. Esto incluye también respetar horarios de trabajo y ocio, incluso durante fines de semana o festividades.

Las siguientes medidas versan en mantener buenos hábitos de sueño para prestar la atención suficiente en las actividades cotidianas y fortalecer el sistema inmune, establecer metas personales realistas, saber manejar las expectativas ajenas, saber administrar el tiempo, evitar procrastinar y conservar la motivación.

Dormir durante la noche y no durante el día, disminuir la exposición a la luz azul proveniente de los dispositivos electrónicos y las pantallas, priorizar las fechas de entrega cercanas, cuidar las relaciones interpersonales, construir planes para alcanzar objetivos, reconocer los logros propios e identificar los puntos de quiebre son recomendaciones en el rubro.

En caso de que lo anterior no sea suficiente, se sugiere reconocer si las emociones, usualmente ansiedad, estrés, preocupación o decaimiento, son esporádicas o crónicas. De ser recurrentes, se debe platicar al respecto con algún especialista o consejero. En situaciones de crisis se debe acudir con un profesionista en salud mental.

En esta nota