Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Batidos

Mitos y realidades sobre los shakes de proteína: aclaramos lo que debes saber

La desinformación que rodea a estos batidos a menudo genera preocupación innecesaria.

No hay evidencia que respalde la idea de que los shakes de proteína sean adictivos.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los shakes de proteína han ganado popularidad como un complemento alimenticio, especialmente entre deportistas y aquellos que buscan mejorar su salud. Sin embargo, la desinformación que rodea a estos batidos a menudo genera preocupación innecesaria.

Aquí desmitificamos algunos conceptos erróneos y presentamos las verdades que debes conocer:

1. Contienen sustancias tóxicas para el cuerpo: Es común escuchar este mito, pero estudios confirman que los shakes de proteína, cuando se consumen moderadamente y como parte de una dieta equilibrada, no son dañinos para la salud. Sin embargo, es crucial optar por productos de alta calidad, evitando aquellos con altos niveles de azúcar o ingredientes artificiales.

Los shakes de proteína son una excelente manera de aumentar la ingesta de proteínas y mejorar la saciedad

2. Solo deben tomarse con actividad física constante: Contrario a la creencia popular, los shakes de proteína no están reservados exclusivamente para deportistas. Son una excelente manera de satisfacer las necesidades proteicas del cuerpo y pueden ser una alternativa conveniente para el desayuno o la cena, especialmente para aquellos con poco tiempo para cocinar.

3. Son adictivos: No hay evidencia que respalde la idea de que los shakes de proteína sean adictivos. Ajustar las cantidades de polvo de proteína no tiene un impacto significativo en el consumo. Puedes incorporarlos a tu dieta sin preocupaciones, ya sea en el desayuno, después del entrenamiento o en cualquier momento del día.

4. Aumentan la masa muscular: Aunque se ha exagerado su capacidad para aumentar la masa muscular, los shakes de proteína son una herramienta útil cuando se combinan con un régimen de ejercicio de fuerza adecuado. No son una solución mágica por sí solos, pero pueden contribuir a alcanzar objetivos específicos de acondicionamiento físico.

5. Funcionan para complementar la alimentación: Esta afirmación es totalmente cierta. Los shakes de proteína son una excelente manera de aumentar la ingesta de proteínas y mejorar la saciedad, lo que puede ayudar a controlar la ingesta calórica. Sin embargo, no deben considerarse como un reemplazo completo de una dieta saludable que incluya una variedad de alimentos nutritivos.

Con información de Gourmet de México.

En esta nota