Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Salud

Estas son las dos vitaminas clave para prevenir la fatiga, la depresión y la irritabilidad

Esto considerando la preocupación expresada por la Organización Mundial de la Salud sobre la deficiencia de vitaminas y minerales que afecta a más de 2 mil millones de personas.

Estas son las dos vitaminas clave para prevenir la fatiga, la depresión y la irritabilidad/Pexels

CIUDAD DE MÉXICO.- Los minerales, vitaminas, fibras y proteínas son esenciales para mantener la salud en óptimas condiciones. Estos nutrientes se encuentran en los alimentos y son procesados por el cuerpo para proporcionar la energía necesaria para el funcionamiento adecuado de los distintos sistemas corporales.

En este contexto, dos vitaminas son fundamentales para prevenir la fatiga, la irritabilidad y la depresión, especialmente considerando la preocupación expresada por la Organización Mundial de la Salud sobre la deficiencia de vitaminas y minerales que afecta a más de 2 mil millones de personas y que son vitales para la salud.

Según la licenciada en Nutrición Valentina Martínez, los seres humanos necesitamos seis vitaminas esenciales: A, D, K, C, E y las del complejo B. Sin embargo, la cantidad necesaria de estas vitaminas varía según factores como el sexo, la edad, el estado de salud y la actividad física.

En esta ocasión, nos enfocaremos en la prevención de la fatiga, la irritabilidad y la depresión, que pueden lograrse con dos vitaminas específicas:

  • La vitamina C
  • Las del complejo B

Estas vitaminas son importantes para fortalecer el sistema inmunológico, convertir los alimentos en energía y mantener el metabolismo, los tejidos y el sistema nervioso en buen estado.

Para mantener la salud y evitar la falta de energía y apetito, así como cambios de ánimo y cansancio, es crucial incluir estas vitaminas en la dieta.

También podría interesarte: ¿Qué es la depresión?

Afortunadamente, podemos obtenerlas a través de alimentos como cítricos, plátanos, productos de soja, verduras de hoja verde, lácteos, carnes rojas y blancas, huevos, mariscos, cereales integrales, legumbres y garbanzos, entre otros.

En esta nota