Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Alimentación

La combinación de vitaminas y minerales para mejorar tu salud

La sinergia entre ciertos nutrientes se convierte en una poderosa herramienta para optimizar nuestra salud.

Vitaminas y minerales

CIUDAD DE MÉXICO.- La idea de que “uno más uno es igual a tres” cobra vida en el mundo de la nutrición, donde la sinergia entre ciertos nutrientes se convierte en una poderosa herramienta para optimizar nuestra salud. Al igual que los dúos dinámicos en la ficción, como Sherlock Holmes y Watson, o los tríos legendarios, como Los Tres Mosqueteros, estas combinaciones de nutrientes trabajan en conjunto para potenciar nuestra salud de maneras que antes parecían inimaginables.

Un claro ejemplo de esta sinergia es la combinación de vitamina C y hierro. Mientras que el hierro es esencial para la producción de hemoglobina y el transporte de oxígeno en el cuerpo, la vitamina C facilita su absorción, especialmente cuando proviene de fuentes vegetales. Esta alianza no solo previene la anemia ferropénica, sino que también fortalece nuestro sistema inmunológico, garantizando un rendimiento óptimo en todas nuestras actividades diarias.

Pero la colaboración entre los nutrientes va mucho más allá. La tríada de calcio, vitamina D y vitamina K es fundamental para mantener la salud ósea, previniendo enfermedades como la osteoporosis y reduciendo el riesgo de fracturas. Mientras que la vitamina D facilita la absorción del calcio, la vitamina K asegura que este mineral se deposite adecuadamente en los huesos, evitando su acumulación en las arterias y reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las vitaminas C y E forman otro equipo dinámico en la lucha contra el estrés oxidativo. Mientras que la vitamina E neutraliza los radicales libres, la vitamina C los elimina antes de que puedan causar daño celular. Esta sinergia no solo protege nuestras células del daño ambiental, sino que también puede reducir el dolor en condiciones como la fibromialgia, mejorando así nuestra calidad de vida.

Pero no nos olvidemos del trío de vitaminas del grupo B: B6, B12 y folato (B9). Esta combinación no solo reduce los niveles de homocisteína, un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, sino que también protege nuestra salud cerebral y previene el deterioro cognitivo a largo plazo.

Además, el poder de los minerales no debe subestimarse. La combinación de potasio, magnesio y calcio no solo regula la presión arterial y el equilibrio de líquidos en el cuerpo, sino que también puede protegernos contra enfermedades como la hipertensión y el glaucoma.

Por último, pero no menos importante, la asociación entre la vitamina E y el selenio emerge como una prometedora defensa contra el daño celular y la inflamación. Esta poderosa combinación no solo fortalece nuestro sistema inmunológico, sino que también puede aliviar los síntomas de condiciones como el asma y las alergias.

Te puede interesar: 5 deliciosas recetas con repollo para variar tu menú

La sinergia entre nutrientes es como una orquesta bien ensamblada, donde cada instrumento contribuye a una melodía de salud y vitalidad. Al elegir alimentos ricos en estas combinaciones nutricionales, no solo estamos nutriendo nuestro cuerpo, sino que también estamos afinando nuestra salud hacia su mejor versión.

En esta nota