Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Relaciones de pareja

¿Cuáles son los cuatro estilos de apego?

Comprender estos estilos es fundamental para mejorar nuestras interacciones, fomentando relaciones más saludables y satisfactorias.

¿Cuáles son los cuatro estilos de apego?/Foto: Canva

SONORA.- En el ámbito de la psicología y las relaciones humanas, el concepto de “estilos de apego” ha sido objeto de gran interés y estudio. Estos estilos, que describen las formas en que las personas interactúan emocionalmente en sus relaciones, han sido identificados y categorizados por expertos en el campo.

Los estilos de apego, según la teoría de John Bowlby, psiquiatra y psicoanalista británico, y posteriormente ampliada por Mary Ainsworth, psicóloga canadiense, son patrones emocionales que influyen en nuestras relaciones. Bowlby desarrolló la teoría del apego en la década de 1950, destacando la importancia de los vínculos emocionales desde la infancia en el desarrollo humano.

Ainsworth, colaboradora de Bowlby, llevó a cabo estudios observacionales que dieron lugar al concepto de “situaciones extrañas”, que ayudaron a identificar y clasificar los diferentes estilos de apego en los niños. Estos incluyen el apego seguro, ansioso-preocupado, evitativo y ansioso-evitativo. Comprender estos estilos es fundamental para mejorar nuestras interacciones, fomentando relaciones más saludables y satisfactorias. Los principales son:

  • Apego Seguro: Las personas con este estilo tienden a sentirse cómodas con la intimidad y la cercanía emocional en sus relaciones. Son capaces de confiar en los demás y en sí mismas, expresar sus emociones de manera abierta y buscar apoyo cuando lo necesitan.
  • Apego Ansioso-Preocupado: Aquellos con este estilo pueden experimentar una necesidad intensa de intimidad y temer el rechazo o el abandono. Suelen ser más dependientes de sus parejas y pueden sentirse inseguros en la relación, buscando constantemente confirmación y atención.
  • Apego Evitativo: Las personas con este estilo tienden a evitar la intimidad emocional y pueden ser reticentes a comprometerse en relaciones profundas. Prefieren mantener cierta distancia emocional y pueden tener dificultades para expresar sus sentimientos o necesidades.
  • Apego Ansioso-Evitativo (o Desorganizado): Este estilo combina elementos de los estilos ansiosos y evitativos. Las personas con este estilo pueden experimentar una ambivalencia hacia la intimidad, alternando entre la búsqueda de cercanía y el alejamiento emocional de manera inconsistente.

Entender estos estilos de apego puede ser fundamental para mejorar la calidad de nuestras relaciones interpersonales. Reconocer nuestros propios patrones de apego y los de los demás nos permite desarrollar una mayor empatía y comprensión, así como trabajar en áreas que puedan necesitar ajustes para promover relaciones más saludables y satisfactorias.

También podría interesarte: Migajas emocionales: Identificando y rompiendo el ciclo del breadcrumbing en las relaciones

En resumen, los estilos de apego son una ventana a la complejidad de las relaciones humanas, ofreciendo una visión invaluable sobre cómo nos conectamos emocionalmente con los demás y cómo podemos cultivar relaciones más significativas y enriquecedoras en nuestra vida.

En esta nota