Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Limpieza

¿Lavar los trastes con jabón y cloro? Experta advierte sobre los peligros y consecuencias

Esta combinación puede ser peligrosa al reaccionar con diversos compuestos presentes en el ambiente

Pueden provocar una serie de efectos adversos en la salud, incluyendo irritación de garganta, nariz, pulmones y ojos | Foto: pexels

CIUDAD DE MÉXICO.- En ocasiones, las prácticas aparentemente seguras pueden esconder riesgos ocultos. Tal es el caso de la desinfección de utensilios de cocina, donde la combinación de cloro y jabón puede generar consecuencias graves para la salud, según advierte Mariana Zapién, Ingeniera en alimentos y destacada creadora de contenido en redes sociales.

En un video compartido en su cuenta de TikTok, Zapién explica que el cloro, en su forma natural, es un gas que debe combinarse con hidróxido de sodio para ser utilizado en el hogar, dando lugar al hipoclorito de sodio, una versión líquida del compuesto. Sin embargo, esta combinación puede ser peligrosa al reaccionar con diversos compuestos presentes en el ambiente, tales como el amoníaco, comúnmente encontrado en muchos jabones de trastes.

La combinación de cloro y jabón puede generar consecuencias graves para la salud | Foto: pexels

Advertencia sobre los riesgos de combinar cloro y jabón

La experta señala que la combinación de cloro y amoníaco da lugar a la formación de cloraminas, compuestos altamente tóxicos que pueden provocar una serie de efectos adversos en la salud, incluyendo irritación de garganta, nariz, pulmones y ojos. Además, esta exposición puede desencadenar síntomas más graves como dolor en el pecho y vómitos.

Te puede interesar: ¿Cuál es la mejor máscara de pestañas, según la Profeco?

Zapién enfatiza que la exposición continua a estos compuestos, aunque inicialmente no se presenten síntomas evidentes, puede derivar en problemas pulmonares y hepáticos a largo plazo. Es por ello que insta a la precaución y a evitar la combinación de cloro con otros productos químicos, especialmente el amoníaco presente en los jabones de cocina.

En esta nota