Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos /

¿Qué le pasa al cuerpo si comes hamburguesas todos los días?

Si comes hamburguesas todos los días, especialmente las que se encuentran comúnmente en establecimientos de comida rápida, podría tener efectos negativos para tu salud a largo plazo

Una hamburguesa sencilla, que solo tiene dos rebanadas de pan, carne, queso y algunas verduras contiene entre 500 y 600 calorías.

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque la hamburguesa es un platillo delicioso, consumirla en exceso podría ocasionar graves daños en la salud. No hay como disfrutar una hamburguesa a la hora de la comida en una salida con los amigos, con tu pareja o mientras platicas con tu familia; incluso en la noche sabe aún más rica, cuando tienes esos antojitos que te dejan intranquilo. No le negarías este platillo a nadie.

La combinación de carne, queso, verduras con aderezos la hacen un platillo exquisito, y si le añades tocino, embutidos u otra rebanada de carne, la experiencia mejora; aunque consumirlas de forma frecuente puede afectar tu salud.

Cuando pensamos en una hamburguesa solemos pensar en las cadenas rápidas de comida: McDonald’s o Carl´s Jr. Si bien sus productos son deliciosos, contienen un alto contenido calórico. De esta forma, Morgan Spurlock creó “Súper Engórdame”, un documental de 2004 que busca comprobar los efectos a la salud física y psicológica que ocasiona consumir hamburguesas de forma constante.

Para el documental, Spurlock solo consumió el menú de McDonald’s por 30 días y no pudo comer otro producto que no esté incluido en el menú.

Además, solo podía caminar 5 mil pasos, sin la posibilidad de correr o hacer ejercicio. Antes de empezar, su peso era de 84 kilos (con una estatura de 1.88 metros), tenía un colesterol de 168, sin evidencia de diabetes y nivel de azúcar bajo; tanto riñón como hígado mantenían un funcionamiento ideal, y los triglicéridos eran del 43 por ciento, un promedio general. Al final del mes, su salud cambió por completo: su peso aumentó a 105 kilos, su colesterol aumentó a 230, se volvió más propenso a enfermedades coronarias y, por consiguiente, a paros cardíacos; la mayoría del tiempo se sentía deprimido y cansado, con cambios de humor constantes, y su vida sexual se vio afectada debido a la disfunción eréctil.

Tras el experimento, Spurlock bajó 10 kilos en cinco meses, pero los últimos dos tardó nueve meses en perderlos. Asimismo, su dieta ayudó a que su colesterol y el hígado volvieran a su funcionamiento normal.

En rasgos generales, una hamburguesa sencilla, que solo tiene dos rebanadas de pan, carne, queso y algunas verduras como cebolla, jitomate, lechuga y chile, contiene entre 500 y 600 calorías. Y en caso de que esté acompañada con papas y un refresco, hay que aumentarle 660 calorías: 400 de frituras con cátsup y 260 de la bebida. En total, estarías llevando alrededor de 1,160 calorías, las cuales no se lograrían quemar ni con una hora de ejercicio. En contraposición a esto, la Organización Mundial de la Salud recomienda consumir aproximadamente 2 mil calorías en un día.

Te puede interesar: Las 10 pizzas más populares del mundo, según ChatGPT

Si comes hamburguesas todos los días, especialmente las que se encuentran comúnmente en establecimientos de comida rápida, podría tener efectos negativos para tu salud a largo plazo.

Aquí hay algunos posibles problemas asociados con el consumo regular de hamburguesas:

  • Aumento de peso: Las hamburguesas suelen ser altas en calorías, grasas saturadas y sodio. Consumirlas regularmente puede llevar a un exceso de calorías y contribuir al aumento de peso.
  • Problemas cardiovasculares: Las hamburguesas suelen contener grasas saturadas y colesterol, que pueden aumentar los niveles de colesterol en sangre y aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Desequilibrio nutricional: Las hamburguesas generalmente carecen de una variedad de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales y fibra. Si tu dieta se basa principalmente en hamburguesas, puedes tener deficiencias nutricionales.
  • Riesgo de enfermedades crónicas: Una dieta alta en grasas saturadas, colesterol y sodio, como la que se encuentra en las hamburguesas, se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2, hipertensión arterial y enfermedades del corazón.
  • Problemas digestivos: Las hamburguesas suelen ser bajas en fibra.