Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Salud

¿Es mejor comer fruta antes o después del desayuno para perder peso?

La fruta, rica en fibra y agua, es una opción ideal para iniciar nuestro día.

¿La fruta es mejor antes o después del desayuno? | iStock

MÉXICO.- Es bien sabido que el desayuno es considerado como la comida más importante del día, debido a que es en este lapso del día cuando nuestro cuerpo requiere de más energía.

Asimismo, para las personas que buscan perder peso, algunos estudios sugieren que consumir diariamente el desayuno, de preferencia a una misma hora, puede ayudar al control de peso.

No obstante, la clave podría estar no tanto en el hábito de desayunar, sino en qué desayunar. Si nuestro objetivo es perder peso, no podemos pensar que estamos haciendo algo positivo por el hecho de desayunar si lo que tomamos cada mañana son alimentos altos en azúcar o grasa.

Por el contrario, un desayuno saludable para adelgazar debe estar compuesto por proteínas, cereales integrales y grasas saludables. Por ejemplo, los panqueques de avena, los huevos revueltos y los panes integrales con quesos desnatados son opciones saludables.

Asimismo, no podemos dejar atrás los beneficios que aporta la fruta en nuestro cuerpo.

También te puede interesar: Cómo debe ser tu desayuno para ganar músculo en el día

¿Cuáles son los beneficios de consumir fruta?

  • Aportan vitaminas y nutrientes esenciales: Las frutas son ricas en vitaminas como la vitamina C, la provitamina A y algunas del grupo B. También contienen minerales como el potasio y el magnesio.
  • Favorecen la digestión: Gracias a su alto contenido en fibra, las frutas ayudan a mejorar el tránsito intestinal.
  • Gran contenido en agua: Las frutas contienen una elevada proporción de agua, lo que les confiere un alto valor y poder depurativo. Además, ayuda a desintoxicar el organismo.
Pexels
  • Aportan pocas calorías: A pesar de su dulzura, las frutas son bajas en calorías, lo que las hace ideales para una dieta equilibrada.
  • Son antioxidantes naturales: Los fitoquímicos presentes en las frutas tienen propiedades antioxidantes, que ayudan a retrasar el deterioro de los tejidos orgánicos y previenen la aparición del cáncer.
  • Sacian el hambre: Su contenido en fibra y agua proporciona una sensación de saciedad, ayudando a controlar el apetito.

También te puede interesar: ¿Qué frutas consumir en invierno para evitar enfermarse?

Comer fruta, ¿antes o después del desayuno?

La fruta, rica en fibra y agua, es una opción ideal para iniciar nuestras comidas. Si lo que buscas es la pérdida de peso, el consumirla en ayunas puede resultar beneficioso debido a que nos proporciona saciedad -y así evitamos alimentos más calóricos- y, al ser de fácil digestión, prepara nuestro sistema para los alimentos que requieren un proceso digestivo más prolongado, como lo suele ser un desayuno completo con proteínas, cereales y grasas saludables.

También te puede interesar: ¿Quieres un abdomen plano? Evita estos errores en tu desayuno

Por otro lado, si después del desayuno, tienes antojo de algo dulce, como un postre, consumir fruta es una mejor opción que una rebanada de pastel o galletas. Al optar por la fruta como postre, terminamos la comida con un sabor agradable y sin remordimientos por excesos calóricos.

Pixabay

No obstante, si en algún momento del día tienes “ataques” de hambre, la fruta también es tu mejor aliada, ya que sus azúcares naturales nos proporcionan la energía necesaria para continuar el día y su contenido en fibra nos ayuda a sentirnos saciados.

En resumen, la fruta es una excelente opción en cualquier momento del día. Los expertos en nutrición recomiendan consumir al menos tres piezas de fruta al día, aunque, si es posible, es beneficioso tomar hasta cinco raciones diarias. Así que, ya sea antes de comer, después o entre comidas, siempre es un buen momento para disfrutar de una deliciosa fruta.

Una fruta para cada situación

Existen muchas frutas que son altamente recomendables debido a sus beneficios nutricionales.

Pexels

A continuación te mencionamos algunas:

  • Toronja: Esta fruta cítrica es conocida por su capacidad para contribuir a la pérdida de peso y reducir la resistencia a la insulina.
  • Piña: Rica en vitamina C y manganeso, la piña contiene bromelina, una enzima con propiedades antiinflamatorias.
  • Aguacate: Diferente a la mayoría de las frutas, el aguacate es bajo en carbohidratos y está compuesto principalmente de grasas saludables. Es rico en potasio y fibra, lo que lo convierte en un aliado de la salud cardiovascular.
  • Arándanos: Son altos en antioxidantes y tienen un perfil nutricional impresionante, siendo particularmente altos en fibra, vitamina C, vitamina K y manganeso.
  • Grosellas negras: Son fuente de una gran cantidad de vitamina C y poseen polifenoles que resultan sustancias con efecto antiinflamatorio.
  • Uvas: Son fuente de uno de los polifenoles más potentes: el resveratrol, que tiene efecto antioxidante y antiinflamatorio.
  • Manzanas, peras, naranjas, melocotones, kiwis, sandía, melón, ciruelas, fresas, cerezas y frambuesas: Todas estas frutas son saludables y recomendables para una dieta equilibrada.

Recuerda que aunque todas las frutas son beneficiosas, algunas contienen más azúcar y calorías, por lo que deben ser consumidas con moderación.

También te puede interesar: Generación Z y Millennials duermen más tiempo, ¿cuál es la razón?

En esta nota