Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Alimentación

¿La leche de soya es saludable para todos?

La leche de soya, puede ser un aliado para la salud pero siempre es crucial considerar las posibles reacciones individuales

Ciudad de México.- Las leches vegetales, como la de soya, son excelentes alternativas a la leche de vaca y en particular produce cambios en tu organismo que vale la pena conocer, ofreciendo beneficios para tu salud.

La leche de soya contiene isoflavona, que puede ayudar a reducir el colesterol y disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas. Además, se ha asociado con la prevención de algunos tipos de cáncer y la reducción de síntomas de la menopausia.

Es una buena fuente de proteínas para dietas veganas y tiene menos grasa saturada que la leche de vaca, siendo potencialmente más saludable para problemas cardíacos.

Su fácil digestión la hace útil para problemas de colon o estreñimiento, y sus componentes minerales la hacen ideal para el consumo después del ejercicio.

El Imparcial: imagen de artículo

La leche de soya y sus posibles reacciones

Sin embargo, no todas las personas reaccionan igual por lo que es importante estar al tanto de cualquier reacción adversa.

Una de las principales razones por las que algunas personas no suelen recomendar la leche de soya es que, en determinados casos, puede provocar reacciones alérgicas a su proteína.

Además, las personas que sufren padecimientos en la tiroides deberían evitar la soya, pues esta produce cambios físicos, pues tiende a aumentar el tamaño de la misma. Podría causar malestares o efectos negativos en el páncreas.

Finalmente, una de las mayores razones para considerar antes de incluir regularmente la leche de soya en tu dieta es su contenido en fitoestrógenos, es decir, compuestos vegetales que pueden imitar las funciones de los estrógenos en el cuerpo.

Estos componentes son los responsables, en parte, de reducir los efectos de la menopausia, pero hay estudios que sugieren que pueden estar relacionados con cambios hormonales que pueden alentar la aparición de cáncer de mama.

En esta nota