No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Todo lo que se sabe del supuesto ‘‘catálogo de prostitución’’ de Televisa

¿Cómo y dónde iniciaron tales acusaciones?

Avatar del

Por El Imparcial

El movimiento #MeToo ayudaría a destapar ciertas experiencias por parte de actrices.(Ilustrativa/YouTube:Jorgito Carbajal)

El movimiento #MeToo ayudaría a destapar ciertas experiencias por parte de actrices. | Ilustrativa/YouTube:Jorgito Carbajal

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras el crecimiento del movimiento #MeToo en Estados Unidos era predecible que esa acción llegara hasta México, lo que provocó que mujeres actrices, cantantes y modelos, rompieran su silencio y denunciaran los casos de acoso sexual por los que la misma industria las hacía pasar. 

Fue Kate del Castillo quien iniciaría esa influencia en el país, quien durante un documental en Netflix titulado ‘Cuando conocí al Chapo’, señala que, luego de trabajar en Televisa por 12 años, experimentó situaciones que la orillaron a dejar de poco en poco a la televisora.

“La primera vez que me invitaron (a una cita con ejecutivos de Televisa) yo estaba haciendo ‘Muchachitas’ y yo tenía a mi novio, que era Ari Telch. Entonces dije ‘ay muchas gracias, Ari y yo vamos a estar ahí’, y me dijeron ‘no, no, nada más estás tú invitada’. Les dije, ‘¿sabes qué?, no, no se me antoja ir, muchas gracias’. Y cuando colgué me hablaron y me dijeron: ‘¿Cómo que no vas? Casi casi me dijeron ‘no te estamos preguntando’, cuando a mí lo que me ofrecieron fue ir a entretener a unos señores que yo no conocía y me pareció de lo más bajo y nunca lo acepté’”, señaló la actriz.

Según lo que explica la misma Kate, la empresa sexualizaba a las famosas de una manera muy perceptible. 

“En las comidas de publicistas, eras básicamente una elegida, así ¡wow! si te invitaban… porque literalmente esas comidas eran para ofrecer a las actrices a los publicistas, que son la gente que mete el dinero en Televisa, quienes compran los tiempos de aire”.

Estas confesiones fueron tan comentadas en su momento que la actriz, durante una entrevista con Ivabelle Arroyo, aprovechó para aclarar la situación. 

“No me consta si pasaba algo malo ahí, además nunca fui, era más el hecho de que te querían como adorno, para entretener a unos señores, eso para mi de entrada me pareció ya muy ofensivo. Yo no se si se iban a otra parte, o que si existen los catálogos, yo nunca he visto un catalogo de esos”, comentó  Kate  durante la entrevista.

Otra persona que decidió hablar sobre ello fue el ex productor Mario Lafontaine. Él describe a la televisora como “el burdel más grande de México” a la periodista Sanjuana Martínez en el libro “Soy la dueña". LaFontaine trabajó durante 28 años en la empresa y participó en el surgimiento de los grupos Timbiriche y Garibaldi.

Según a sus declaraciones, existía un grupo especial donde actrices y actores estaban a las órdenes de ejecutivos, por lo que debían acudir a citas o eventos a los que fueran requeridos.

“Cuando te llamen o te digan que tienes que ir a la fiesta de un ejecutivo, lo tienes que hacer. Es el grupo de las que sí se sabe que ganarán una novela, pero sabemos de qué forma”, expresó.

El productor describió casos de: Gloria Trevi, Érika Buenfil, Salma Hayek, Bibi Gaytán y algunos actores como Eduardo Yáñez y Sebastián Rulli.

También habló de “La Casa de las Campanas”, un supuesto centro de reunión donde se llevaban a cabo “encuentros sexuales” entre actrices, empresarios, políticos y altos ejecutivos.

Dulce María también fue otra de las actrices que decidió expresarse al respecto. Lo hizo mediante la revista People en Español señalando que el acoso sexual en Televisa es ‘‘de esas cosas que pasan en el medio’’. Aseguró que ella nunca se ha prestado a una situación que comprometiera su integridad.

Tan sólo dos días después de la publicación en People en Español, aclaró en sus redes sociales que sus palabras fueron malinterpretadas: “Yo dije que puede que exista o puede que no, a mí no me consta y nunca lo he visto, por lo que para mí es una leyenda urbana”, explicó.

Una experiencia más que fue contada es la de Alejandra Ávalos, quien se sumó a estas declaraciones mediante las cámaras de Imagen Televisión. Ella confesó haber recibido invitaciones para ser parte de ese catálogo que ofrecía “favores sexuales” a publicistas y directivos de la empresa.

“Me habló una señora, de las famosas representantes de artistas, y me dijo que había un catálogo de Televisa, que si quería participar. Le dije que no me manejaba bajo esos estándares de favores sexuales”, aclaró la estrella. Las sumas que le ofrecían llegaban hasta “1 millón de pesos por noche cuando alguien acompañaba a algún ejecutivo o cliente de Televisa”, la actriz dijo que esa llamada había sido hace alrededor de 25 o 30 años, pero que hace 5 le volvieron a insistir.

Alejandra decidió omitir nombres por respeto a quienes aún, en ese tiempo, se encontraban en el medio: “Hay muchas compañeras involucradas que son amigas mías, con las que yo he trabajado, muchas tuvieron la necesidad de hacerlo”.

Según información de Publimetro, Emilio Azcárraga Milmo creó el proyecto “Centro de Educación Artística” para capacitar nuevos talentos en el campo de baile, canto y actuación. A finales de los 90 se transformaría en una agencia de damas de compañía para famosos deportistas, millonarios empresarios y políticos de alto nivel.

Aunque se viene hablando de esta noticia desde hace varios años, resurgió luego de que se hablara de la presencia de Lucero en el catálogo mediante el canal de Youtube 'Jorgito Carbajal', en el que incluso muestran los supuestos precios por pasar una noche con la actriz.

En esta nota

Comentarios