No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Paquita la del Barrio: La historia detrás de sus canciones contra los hombres

Por esto es que tiene canciones desgarradoras.

Avatar del

Por El Imparcial

Paquita la del Barrio tiene actualmente 72 años.

Paquita la del Barrio tiene actualmente 72 años.

CIUDAD DE MÉXICO.- Si hay una mujer cantante y mexicana que sea reconocida por sus canciones que van contra los malos hombres, esa es Paquita la del Barrio.

‘Rata de dos Patas’, “Pobre pistola”, “Me saludas a la tuya” y ‘‘Tres veces te engañé’’, son de sus temas más populares, sin embargo, cabe señalar que no siempre fue así.

Durante el inicio de su carrera, Francisca Viveros Barradas, su verdadero nombre, no solía cantarle a los hombres, sino todo lo contrario. El cambio vendría luego de que su esposo desapareciera por varios días para irse de fiesta, siendo esta no la primera vez que lo hacía.

La cantante optó por contratar a un detective para que lo investigara, descubriendo así que el hombre no sólo la había estado engañando, sino que tenía otra familia y una hija de 15 años.

Fue tanto su dolor que comenzó a desahogarse en su música, lo que generó letras desgarradoras en contra de los hombres.

 “Yo canto las canciones porque me nace cantarlas. Las siento, las hago mías. ¡Cuánta mujer hay dolida! Pero también el hombre está dolido. De esto hay para todos”, reconoció.

En ese mismo periodo conoció a Manuel Eduardo Toscano, el autor de ‘Rata de dos patas. 

“Él escuchó las canciones que tenía yo grabadas y veía los programas de televisión. Él había compuesto Me saludas a la tuya, me la trajo y se la grabé. Y fueron surgiendo más canciones y creo que ahorita es el compositor que más me entiende, el que más me hace canciones. Él las hace a su modo, y da la casualidad de que casi todas las canciones me llegan”, agregó.

En 2004, sufrió la perdida de su esposo y desde entonces ha permanecido soltera, aunque asegura que no se arrepiente de sus decisiones.

“Dicen que la hoja del árbol no se mueve sin la voluntad de Dios. Entonces, todo lo que ha pasado conmigo, él me lo ha mandado, tengo que cumplirlo y hacer lo que él dice”, finalizó.
 

En esta nota
  • Paquita la del Barrio

Comentarios