Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Espectaculos / Maribel Guardia

Maribel Guardia se prepara para el primer Día de Muertos dedicado a su hijo

Maribel Guardia enfrenta su dolor con valentía al entrar por primera vez a la habitación de Julián

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de casi siete meses después del triste fallecimiento del cantante y actor Julián Figueroa, su madre, Maribel Guardia, se prepara para montar un altar de muertos, incorporando algunas de las posesiones personales de Julián.

Pero para hacerlo, la actriz reveló que tiene que enfrentarse por primera vez a entrar a la habitación que él solía ocupar.

"Va a ser muy difícil para mí, ni siquiera he entrado a su cuarto ni he agarrado su ropa, (pero) lo tengo que hacer, es un paso que tengo que dar. Hoy montaré la ofrenda, tengo que elegir algunas cositas de su ropa, sombrero, guitarra, lo tengo que hacer con mucha emoción para él", confesó a EL UNIVERSAL minutos antes de salir a dar función de la obra "Lagunilla mi barrio".

Además, Maribel también compartió que, aunque el dolor siempre perdurará en su corazón, está firmemente convencida de que su hijo se encuentra en un lugar mejor.

Un reencuentro en el más allá

Para su familia, estas fechas tienen gran importancia, sobre todo porque eran días sumamente importantes para Julián, en los que aprovechaba para comunicarse con su padre, Joan Sebastian, quien falleció en 2015.

Creyente de que existe algo más allá de la muerte, Maribel tiene la esperanza de reencontrarse con su hijo, mientras tanto hará su mejor esfuerzo para honrar la vida y ser feliz, tal como Julián lo hubiera querido.

"Es que nos vamos a reunir, la vida es tan corta y no sabemos cuándo nos va a tocar morir, si muy pronto o no; así que háganle honor a la vida de las personas que amamos, continuemos adelante, ellos quieren vernos bien".

La guapa costarricense sabe que hay muchas madres y padres que están viviendo un duelo similar al de ella; así que quiere ser un ejemplo de fortaleza y de que se puede salir adelante a pesar del sufrimiento.

Por último, confesó que su hijo se le ha manifestado de varias maneras, por ejemplo, cuando ve el arcoíris se imagina que él está ahí o cuando una vez se reunió con la periodista Matilde Obregón, quien también perdió un hijo, ambas rezaban cuando sintieron un olor muy fuerte de rosas.

"Entendí que era un regalo de nuestros hijos. Julián se me presentó con eso, es una forma de conectarse conmigo y de decirme que está bien", finalizó.

En esta nota