No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Lleva 'Adú' el drama de la migración a unos Goya deslucidos

La cinta de Salvador Calvo, que acumula 14 candidaturas, llegó a los cines el 31 de enero, semanas antes de que la pandemia del coronavirus sacudiera el panorama cultural en todo el mundo.

Avatar del

Por AP

Los galardonados en los Premios Goya posan para una foto tras la ceremonia, en Málaga.(AP)

Los galardonados en los Premios Goya posan para una foto tras la ceremonia, en Málaga. | AP

MADRID, España.- Casi un año después de que las salas de cine cerraran involuntariamente para ceder el protagonismo a las plataformas de streaming y de que los platós quedaran desiertos durante meses, el cine español celebra el sábado lo mejor de su última cosecha. “Adu”, una película protagonizada por un niño camerunés que trata de llegar a Europa, parte como principal favorita en la 35ta edición de los Premios Goya.

La cinta de Salvador Calvo, que acumula 14 candidaturas, fue una de las más madrugadoras de la cartelera española: llegó a los cines el 31 de enero, semanas antes de que la pandemia del coronavirus sacudiera el panorama cultural en todo el mundo. Sus principales rivales tuvieron que esperar algunos meses más para encontrarse con los espectadores, bien en unas salas con aforo reducido y distanciamiento social, o a través de las pantallas de sus televisores y computadoras.

El aumento de los casos de Covid-19 registrado a principios de año llevó a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España a adaptarse a los tiempos con una gala virtual en la que no harán falta mascarillas ni gel desinfectante: los nominados se conectarán a través de videoconferencia para recibir sus premios desde casa.

Entre ellos estarán los responsables de “Adú”, que intercala el periplo de su protagonista con la historia de un activista ambiental que lucha contra la caza furtiva de elefantes en África y con la de un grupo de guardias civiles que enfrentan la llegada masiva de migrantes a la frontera con Marruecos. El filme optará a los principales galardones, incluyendo mejor película y director.

“Las niñas”, la cinta de Pilar Palomero que narra el salto a la adolescencia de su protagonista en la España de los 90, por la que opta al premio a mejor dirección novel, y “Akelarre”, un filme del argentino de Pablo Agüero sobre la caza de brujas en el País Vasco, parten también desde una posición privilegiada con nueve nominaciones cada una.

Además de “Adú” y “Las niñas”, “Ane”, en la que David Pérez Sañudo cuenta la relación entre una madre y su hija distanciadas por la polémica llegada del tren de alta velocidad al País Vasco; “La boda de Rosa” de Icíar Bollaín, otra de las favoritas con ocho nominaciones , y “Sentimental”, de Cesc Gay, competirán por el premio a la mejor película.

En la terna a mejor dirección, Calvo y Bollaín estarán acompañados por dos veteranos en la categoría: Isabel Coixet (“Nieva en Benidorm”) y Juanma Bajo Ulloa (“Baby”).

Mientras esperan la confirmación de su candidatura al Óscar a mejor película internacional, “La llorona” (Guatemala), en la que Jayro Bustamante reimagina el relato folclórico sobre un alma en pena en busca de sus hijos como una metáfora de la guerra civil de Guatemala; “El agente topo” (Chile), un documental de Maite Alberdi que sigue a un detective octogenario que se infiltra en un asilo de ancianos, y “Ya no estoy aquí” (México) de Fernando Frías, que cuenta la historia de una grupo de jóvenes de la ciudad de Monterrey cuya pasión es bailar, optarán al premio a mejor largometraje iberoamericano.

La cuarta película en discordia es la colombiana “El olvido que seremos”, dirigida por el español Fernando Trueba.

Luego de cinco nominaciones sin recompensa, la veterana actriz Ángela Molina levantará finalmente el sábado un “cabezón”, el de Honor, a toda su carrera, que incluye más de un centenar de películas, además de obras de teatro y series de televisión.

La Academia reconoce así la trayectoria de una de las actrices más representativas de la Transición española. Perteneciente a una saga de artistas que comenzó con su padre, el cantante y actor Antonio Molina, fue musa de Luis Buñuel y rodó numerosos filmes en Italia, Francia y Latinoamérica.

Javier Cámara (“Sentimental”) y David Verdaguer (“Uno para todos”), que ya saben lo que es ganar un Goya, se enfrentarán a Mario Casas (“No matarás”) y al argentino Ernesto Alterio (“Un mundo normal”) por el premio a la mejor interpretación masculina.

Candela Peña buscará su cuarto Goya con su retrato de Rosa, una mujer de mediana edad que se planta ante su familia para tomar las riendas de su vida en “La boda de Rosa”. En la pugna por la estatuilla a mejor actriz están también la veterana Kiti Mánver (“El inconveniente”), que la ganó en 1992 como mejor secundaria; Amaia Aberasturi (“Akelarre”) y Patricia López Arnaiz (“Ane”).

La ceremonia de premiación, que será conducida por Antonio Banderas, Goya a mejor actor el año pasado, y la periodista María Casado, volverá a celebrarse en Málaga, una ciudad en el sureste del país con una gran tradición cinematográfica.

Banderas no será el único que repetirá sobre el escenario malagueño: Pedro Almodóvar, que triunfó en la pasada edición con “Dolor y gloria”, volverá para entregar un premio. Lo mismo harán las actrices Penélope Cruz y Paz Vega y los directores Alejandro Amenábar y Juan Antonio Bayona, entre otros.

La gala, que se emitirá en vivo por televisión, contará además con las actuaciones musicales de la argentina Nathy Peluso y Aitana y la intervención de estrellas internacionales como Salma Hayek, Benicio del Toro, Robert de Niro y Hellen Mirren.

 
En esta nota

Comentarios