No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Liberan al hijo de Aída Pierce tras disfrazarse para que lo vacunaran contra el Covid

Rubén Morales Zerecero fue detenido por vestirse de anciano para recibir la primera dosis contra el coronavirus.

Avatar del

Por Redacción/GH

Rubén Morales Zerecero fue detenido por vestirse de anciano para recibir la primera dosis contra el coronavirus.(Tomada de la red)

Rubén Morales Zerecero fue detenido por vestirse de anciano para recibir la primera dosis contra el coronavirus. | Tomada de la red

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de ser el centro del escándalo por haberse disfrazado de anciano para que lo vacunaran contra el Covid-19, Rubén Morales Zerecero, hijo de Aída Pierce, fue puesto en libertad.

El hombre de 31 años de edad, en complicidad con Christian Alberto Nieva Gómez, decidieron vestirse y engañar al personal médico en la alcaldía de Coyoacán, Ciudad de México para recibir la primera dosis contra el coronavirus, pues según el plan de vacunación, los adultos mayores serían los primeros en ser vacunados.

El ex campeón de futbol de FIFA, actor e hijo de la comediante fue descubierto en el acto y arrestado por las autoridades a finales de marzo, por el delito de usurpación de la identidad.

“Al final del proceso, una compañera de los Siervos de la Nación se dio cuenta por la voz que coincidían con la de adultos mayores y fue cuando se llamó a las autoridades, para que siga el proceso necesario”, comentó Cristian Cruz, delegada estatal de los Programas para el Desarrollo de la Ciudad de México.

A principios de abril, se reveló su identidad a los medios de comunicación y su madre, Aída Pierce, tuvo que ofrecer una disculpa pública en redes sociales.

Un juez de control de la Ciudad de México acaba de ordenar la liberación de Christian y Rubén, al considerar que los delitos que cometieron no fueron graves. Sin embargo, esto no implica que sean inocentes, sino que continuarán su proceso legal en libertad por los delitos de Usuparción de identidad, Falsificación o alteración y Uso indebido de documentos.

Ambos implicados estuvieron en prisión preventiva en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México desde hace casi un mes. Al obtener su libertad, los dos tendrán que presentarse periódicamente a firmar a la Unidad de Medidas Cautelares.

En esta nota

Comentarios