No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

La dinastía Aguilar continúa

Ángela y Antonio Aguilar compartieron la grabación del sencillo “Cuando dos almas” que fuera éxito en voz de su abuelo, Antonio Aguilar.  

Avatar del

Por Andrea García

La dinastía Aguilar continúa

La dinastía Aguilar continúa

Hay cosas que nunca se podrán superar como la muerte. Y justo ayer por la mañana horas antes de que se diera a conocer el deceso de Flor Silvestre, sus nietos Ángela y Antonio Aguilar compartían en entrevista vía Zoom, la grabación del sencillo “Cuando dos almas” que fuera éxito en voz de su abuelo, Antonio Aguilar.  

“Esta canción significa ser Aguilar, la grabó mi abuelo, fue éxito con mi abuelo y ahora nos tocó a nosotros poder interpretarla, fue muy difícil, porque para mí es conectar y unirnos a través de la música”, destacó Ángela.

Sin imaginar el trago amargo por el que pasarían junto a su padre, Pepe Aguilar y su familia, ambos compartían el gusto por pertenecer a la dinastía, el aprendizaje y la responsabilidad de ser parte de ella. 

“Cada proyecto musical que la familia Aguilar hace o cada producto que sale de nosotros tiene esa estampa como de Aguilar, y es hecha con mucho amor y sale de corazón”, explicó Ángela desde el rancho El Soyate, donde murió su abuela.

El tema habla de un gran amor, del que nunca se puede olvidar, de cuando se muere, habrá que llevarle flores y gardenias a la tumba y no se olviden nada más, pareciera un presagio a la tormenta que están viviendo ahora. 

Ambos quienes llevan una joven trayectoria en ascenso, producto del acompañamiento y disciplina junto a su padre, tienen en claro la influencia del legado que llevan a sus espaldas. 

“El tener un abuelo como Antonio Aguilar, a quien tuve la fortuna de tener hasta los tres años y ahora a mi abuela (Flor Silvestre), el respeto y la carrera que lleva mi padre, a mis diez y siete, les puedo decir que es un privilegio y honor de tenerlo en la sala de tu casa resolviendo las dudas”, puntualizó Ángela. 

Por su parte Leonardo, de 21 años, considera que comparte los mismos sentimientos de su hermana, y que ha sido hasta ahora una definición del hombre en el que se ha convertido impulsado por las tradiciones familiares. 

 “Yo no sabría que estaría haciendo sin las tradiciones que tiene la familia, sin la música, los caballos, tengo mucha responsabilidad de representar a la familia Aguilar, porque tengo que cumplir las expectativas y salir adelante, no los podría defraudar”, indicó Leonardo. 

“Cuando dos almas” es un himno al amor después de la muerte, un tema, que casualidad o causalidad, hoy los dos nietos de Flor Silvestre y Antonio Aguilar, la cantan para esa gran pareja de la música mexicana.

En esta nota

Comentarios