No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Discapacitados esperan que su momento en los Óscar dé frutos

Los realizadores están esperanzados de que su momento en los Óscar pueda servir de catalizador para que Hollywood deje de usar a personas con discapacidades como fuentes de inspiración, objetos de lástima o villanos retorcidos.

Avatar del

Por AP

Steven Prescod como Tereek y Robert Tarango como Artie en una escena de "Feeling Through".(AP)

Steven Prescod como Tereek y Robert Tarango como Artie en una escena de "Feeling Through". | AP

LOS ÁNGELES, California.- Hasta en su diseño de producción, los Óscar no siempre han sido el lugar más acogedor para los discapacitados.

“Siempre he visto ese escenario con sus escaleras como un símbolo de que no esperan que personas con problemas de movilidad sean nominadas o ganen un premio”, dijo Jim LeBrecht, codirector y coprotagonista del documental nominado al Óscar “Crip Camp” (“Campamento extraordinario”). “Siempre ha sido este tipo de declaración tácita negativa”.

Este año hay señales de cambio. LeBrecht, quien tiene espina bífida y usa una silla de ruedas, asistirá a la ceremonia del 25 de abril. También lo hará Robert Tarango, el astro sordociego del cortometraje nominado “Feeling Through”.

El podio de los ganadores será accesible para ambos. Y LeBrecht espera que ese sea un cambio permanente, tanto literal como figuradamente.

Las dos cintas, junto con “Sound of Metal” (“El sonido del metal”), que está nominada a seis premios incluyendo mejor película, tienen a sus realizadores esperanzados de que su momento en los Óscar pueda servir de catalizador para que Hollywood deje de usar a personas con discapacidades como fuentes de inspiración, objetos de lástima o villanos retorcidos.

“Creo que el objetivo es aliviar el miedo”, dijo Tarango a través de un intérprete. “Abrir la puerta para que los ejecutivos no miren nuestra capacidad de oír o no oír y entender que alguien ciego, sordociego, que tiene algún tipo de discapacidad, es sólo parte del mundo y puede ser parte de estas películas”.

La academia, bajo presión, ha promovido una mayor inclusión racial y de género en los últimos años, pero los discapacitados con frecuencia pueden ser obviados de esa conversación.

“Es hora de que la gente reconozca que la diversidad debe incluir a los discapacitados, los sordociegos y la comunidad sorda”, dijo Marlee Matlin, productora ejecutiva de “Feeling Through” y la única actriz sorda que ha ganado un Óscar, a través de un intérprete. “Espero que no sea sólo una moda pasajera, que vaya más allá y la tendencia continúe”.

Tradicionalmente, en películas nominadas al Premio de la Academia, las personas discapacitadas aparecen sólo cuando las interpreta un actor en busca de un papel digno de Óscar. 

Eso ha llevado a algunas personas discapacitadas a sentir que “están robando nuestras historias”, dijo LeBrecht, un diseñador de sonido cuya amiga, la directora de documentales Nicole Newnham, le pidió que dirigieran juntos “Crip Camp”. Ella quería una perspectiva basada en la discapacidad luego que él le sugirió que hiciera un documental sobre su campamento de verano y su papel esencial en el nacimiento del movimiento por los derechos de las personas con discapacidades.

“Si entendemos que las historias sobre discapacidades no se tratan sólo de superar la adversidad o la tragedia”, dijo, “entonces creo que podríamos ver el comienzo de una era dorada en la que finalmente las personas con discapacidades muestren su verdadera vida, sus experiencias de la vida real”.

Los discapacitados se encuentran desde hace mucho entre los grupos menos representados en el cine y la televisión. El año pasado, el informe anual de desigualdad de la iniciativa de inclusión Annenberg de la Universidad del Sur de California encontró que sólo un 2,3% de todos los personajes con diálogos en las 100 películas más taquilleras de 2019 fueron siquiera representados con una discapacidad, y muchos menos interpretados por un actor discapacitado.

Fotos: AP

El director de “Feeling Through”, Doug Roland, calificó estas estadísticas de “abismales” pero dijo que su determinación de incluir a un actor sordociego en la película basada en un encuentro casual real que tuvo en la calle no respondió a la falta de inclusión.

“Ni siquiera estaba pensando en lo que sé ahora que es la conversación sobre la representación auténtica, de la que he tenido una clase magistral en los últimos tres años”, dijo Roland. “Sólo pensaba, tú sabes, creo que sería mucho más impactante tener a alguien de la comunidad como parte de esto”.

Su búsqueda lo llevó al Centro Nacional Helen Keller, que lo ayudó a encontrar a Tarango, quien trabajaba en la cocina de la institución. Luego, el centro lo ayudó ampliamente en cada paso del proceso.

“Traemos una cultura a esto”, dijo Tarango. “Aportamos nuestra independencia, algo que la gente no suele ver. Estaba emocionado y muy agradecido con Doug por elegir a alguien sordociego, porque creo que eso ha contribuido al éxito de la película”.

Cuando Matlin ganó su Óscar de 1987 por “Children of a Lesser God” (“Te amaré en silencio”), se sintió como un gran avance. Pero no hubo una avalancha de papeles y nominaciones para actores sordos o con otras discapacidades después de eso.

“Pensé, ‘OK, esto romperá barreras’”, dijo Matlin. “Pero luego el foco se alejó”.

Dijo que la falta de redes sociales en ese entonces hizo que fuera muy difícil aplicar presión y crear impulso para una causa, como lo hizo el hashtag #OscarsSoWhite para los actores negros.

Ahora, dice que las personas discapacitadas y sus defensores “pueden hablar desde donde estén. Pueden prestar su voz, sus opiniones, sus puntos de vista, sus visiones, su imaginación”.

“Sound of Metal” ha sido elogiada por su examinación auténtica del mundo de los sordos y su uso de actores sordos en papeles de reparto. También ha recibido algunas críticas de la comunidad de sordos por elegir a un actor oyente, Riz Ahmed, para el papel principal de un baterista que debe lidiar con la pérdida de audición.

Paul Raci, un hijo de padres sordos que está nominado a mejor actor de reparto por su papel del líder de una casa de sobriedad para sordos, entiende las críticas, pero dijo que “en su mayoría, las personas sordas han aceptado esta película con los brazos abiertos”.

“Muestra una casa de sobriedad para sordos, a personas sordas como adictos, lo cual es una idea totalmente nueva para mostrar a personas sordas como gente que tiene las mismas debilidades que tú y yo, los mismos desafíos, las mismas travesías”, dijo Raci. 

Y cree que la conversación que la película ha generado llevará a aún más. 

 

“Vamos a ver una mayor inclusión en cuanto a casting en esta ciudad, en Hollywood”, dijo. “Vamos a ver a muchas más personas con capacidades variadas, personas en sillas de ruedas, ciegas, sordas, habrá muchos más protagonistas de ese tipo. Y vamos a ver cómo se desarrollan esas historias en la pantalla”.

En esta nota

Comentarios