No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Espectáculos

Demi Lovato se disculpa por “amenazar” a un pequeño negocio de Los Ángeles, California

El fin de semana la cantante llamó a la tienda de helados “buitres de la dieta” por ofrecer opciones “sin azúcar”, a lo que la empresa realizó un comunicado expresando que ofrecían postres para personas diabéticas y con enfermedad celíaca.

Avatar del

Por El Imparcial

Demi Lovato se disculpa por “atacar” a pequeño negocio de helados.(Instagram)

Demi Lovato se disculpa por “atacar” a pequeño negocio de helados. | Instagram

CIUDAD DE MÉXICO. – La cantante estadounidense, Demi Lovato, pidió disculpas en un directo por Instagram el lunes 19 de abril, ya que criticó a una tienda de yogurt helado de Los Ángeles, mismos a los que llamó “buitres” y los acusó de imponer estándares de belleza e incitar a los malos hábitos alimenticios.


La controversia comenzó cuando la también actriz, hizo una serie de publicaciones a modo de historia donde hablaba de la heladería “The Bigg Chill”, una famosa cadena de nieves en la ciudad de California y sus opciones de postres "sin azúcar".


“Es demasiado difícil comprar un helado en The Bigg Chill cuando tienes que pasar por opciones de galletas sin azúcar antes de llegar al mostrador. Háganlo mejor por favor”, escribió la actriz, añadiendo que “expondría los mensajes dañinos de marcas que perpetúan una sociedad que no sólo permite, sino que alaba los trastornos alimenticios”, escribió la cantante, añadiendo el hashtag de “buitres de la cultura de la dieta”.


Ante esto, la cadena de helados hizo una publicación en Instagram a modo de historia, cuenta donde tienen más de 12 mil seguidores, en donde explican que ofrecen alimentos para personas con diabetes y enfermedad celíaca, así como opciones para veganos, sin gluten y “muchas opciones indulgentes”.


“No somos buitres de dieta. Nosotros ofrecemos a nuestros clientes opciones a sus necesidades desde hace 36 años, lamentamos si encuentras nuestros productos ofensivos”, respondió la marca.


En mensaje con directo con Lovato, mismo que la cantante compartió como capturas de pantalla en sus historias, la artista continuó regañando a la empresa, por el servicio “terrible” y desestimó sus explicaciones.


En una historia de Instagram posterior, Lovato publicó una captura de pantalla de una vieja publicación de la empresa donde ofrecían opciones de galletas y pasteles “libres de culpa”, a lo que la cantante escribió: “No necesito sentirme libre de culpa para comer algo”.


Tras esto, la exestrella Disney sugirió a la tienda ser “más claros” sobre su marca, sobre todo al etiquetar los bocadillos ya que puede ser confuso “y realmente difícil distinguir la cultura de la dieta, frente a las necesidades de la salud”, escribió la intérprete de “sober”.


Con la declaración que hizo la empresa, la disculpa y los ataques que recibieron, los usuarios de redes sociales salieron a defenderlos y a exigir a Demi una disculpa. Ante esto, la cantante hizo un “en vivo” en su Instagram Personal, donde expresó que sus intenciones no eran “entrar y acosar” a una pequeña empresa, pero que estaba tan afectada que le hizo sentir realmente triste ver las opciones que ofrecían, explicó la cantante.


La actriz agregó que era muy franca sobre las cosas en las que creía y que entendía que sus mensajes podían “perder significado al emocionarse”, pero que el mensaje fue enviado para dejar en claro su punto y mencionar los comportamientos de la marca que no le parecían correctas.


Como alguien que lidia con un trastorno alimentario, como, que se está recuperando de uno, todavía hoy me cuesta mucho entrar a una tienda de postres, pedir yogurt y estar contenta con él y mantenerlo tranquilo. Sé que a mucha gente no le parece un gran problema, pero para mí lo es”, expresó Lovato.


Para finalizar, Demi admitió que no manejó bien la situación y que había sacado conclusiones precipitadas; sin embargo, dejó en claro que estaba dispuesta a tener una conversación con la tienda para “ayudar a que el mensaje que envían sea correcto”.


“Entré en una situación que no me sentó bien. Mi intuición decía que hablara sobre esto, así que lo hice. Y me siento bien con eso. Con lo que no me siento bien es con la forma en que se ha interpretado y cómo se ha malinterpretado el mensaje”, finalizó Lovato.


El video, que cuenta con más de 4 millones de reproducciones tiene cientos de mensajes de opiniones divididas, están los que consideran que la acción de la cantante fue “extrema” y que no debió amenazarlos ya que ofrecen opciones de postres para todo tipo de público, y están los que opinan que Lovato tiene razón y que la marca debe aprender a “etiquetar mejor sus productos”.
 

 


 

En esta nota

Comentarios